Puerto Cortés, en Honduras, se está armando para crecer. La multinacional International Container Terminal Services (ICTSI) lo controlará antes de que finalice 2013.

La transición ya avanza. La firma ya adquirió equipo portuario y simuladores de entrenamiento, en detalle, grúas móviles Gottwald Serie 8410, con alcance de pluma de 59 metros y capacidad de carga de 100 toneladas métricas.

La Operadora Portuaria Centroamericana (OPC), subsidiaria de ICTSI, destaca que la maquinaria se adapta a la medida del puerto.

“Estos equipos fueron adquiridos con detalles especiales para operar en las condiciones estructurales actuales de los muelles existentes en Puerto Cortés mientras se concluye la construcción de los muelles seis y siete, los cuales serán construidos por la ENP”, destacó un informe de OPC.

Juan Corujo, director general de OPC, agregó que trabajan en el proceso de transición, mediante una planeación estratégica adecuada para catapultar a Cortés. Para esta fase se han seleccionado empresas locales calificadas para evaluar la infraestructura actual y el mantenimiento adecuado.

“Es importante señalar que durante el proceso de reestructura, el cual durará aproximadamente 24 meses, la operación del puerto continuará y trabajaremos en forma ordenada, estratégica y responsable para que el puerto siga funcionando y en ningún momento interrumpir la operación”, aseveró Corujo.

En febrero, la OPC ganó el proyecto de modernización de la terminal de Puerto Cortés, concesionado por el Estado hondureño durante un período de 30 años.

El nuevo puerto será completamente funcional en 2020, cuando OPC incorpore dos nuevas grúas y dos muelles, los números ocho y nueve.

OPC ya posee oficinas en San Pedro Sula y edificará oficinas dentro del puerto.

ICTSI cuenta con más de 25 años de experiencia en el rubro marítimo. En el continente posee terminales en Estados Unidos, Ecuador, México, Brasil y Argentina.