Tegucigalpa. El gobierno de Honduras recibió en el norteño Puerto Cortés, dos grúas Súper Post Panamax Ship-to-Shor, las únicas y más grandes de la región para consolidar la capacidad de carga y descarga de la mayor instalación portuaria en Centroamérica.  

La inversión total de las obras de ampliación y equipamiento del muelle seis de esta instalaciones de la hondureña Empresa Nacional Portuaria (ENP) es de US$150 millones (unos 3.600 millones de lempiras), que incluyen el precio de las novedosas grúas.

Las grúas fueron transportadas desde Shanghai, China, el pasado 12 de mayo en un buque ZPMC y llegaron a Puerto Cortés el sábado 21 de julio pasado, y tienen un costo de US$26 millones (unos 624 millones de lempiras).

Este martes, como parte del programa Visita Sorpresa, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, recibió las grúas de forma oficial.

En su cuenta Twitter, el mandatario afirmó que "hace unos años prometimos cambiar la historia del puerto y lo estamos haciendo, impulsando la generación de empleos, atrayendo inversión y mejorando competitividad".

Es así como las dos grúas vienen a relanzar el desarrollo de Puerto Cortés y el comercio regional mediante la Unión Aduanera de Honduras, Guatemala y El Salvador, los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Honduras da un paso enorme y se convierte en un referente de la región, porque aumentará en un 50 por ciento la capacidad de la terminal del puerto para recibir barcos de mayor tamaño y elevará su capacidad operativa.

En su cuenta oficial de Facebook, el presidente Hernández resaltó que "esto es algo histórico para el país, para Centroamérica, porque esto nos permite consolidar el concepto que Puerto Cortés se convierte en el puerto referente de la región".

La terminal cuenta con 350 metros de muelle adicionales a los 800 ya existentes y un calado de 14.5 metros de profundidad con la posibilidad de extenderlo a 15.5 metros en el futuro, se detalló por parte de la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC).

Con un peso aproximado de 800 a 900 toneladas cada una, las grúas llevarán un mes de ajustes y pruebas para estar operativas a principios de septiembre próximo y cada una puede cargar y descargar completamente buques demasiado anchos para cruzar por el Canal de Panamá, generalmente con una anchura de 18 contenedores.

El director general de la OPC, Mariano Turnes, destacó que estas grúas marcan un hecho histórico ya "que Honduras ya no tendrá ningún tipo de restricción para operar buques de gran envergadura".