Madrid. Iberdrola ha comenzado a desarrollar un parque eólico de 75,9 megavatios (MW) de potencia instalada en New Hampshire (noreste de Estados Unidos) que supondrá una inversión durante la fase de construcción de US$150 millones (unos 110 millones de euros).

En un comunicado, la eléctrica ha explicado que el proyecto Wild Meadows se desarrolla a través de su filial estadounidense Iberdrola Renewables y ocupa 60 hectáreas de los municipios de Alexandria y Danbury.

La compañía prevé presentar en los próximos meses la solicitud del permiso de instalación, acompañada del estudio de impacto ambiental, que ya está finalizado.

Además, Iberdrola ha llegado a un acuerdo con un grupo de compañías eléctricas del estado de Massachusetts para firmar, en las próximas semanas, un contrato de suministro de energía para un periodo de quince años.

El parque Wild Meadows se unirá así a las plantas Lempster, de 24 MW, y Groton, de 48 MW, ubicadas también en New Hampshire.