Madrid. Iberia Líneas Aéreas de España SA y British Airways anunciaron el jueves que han firmado un acuerdo definitivo de fusión que busca aumentar las operaciones y competir mejor con las principales aerolíneas del mundo.

En un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Iberia dijo que el nuevo grupo generará unas sinergias anuales de unos 400 millones de euros a partir del quinto año de la fusión.

De la fusión resultará una nueva sociedad holding denominada International Consolidated Airlines Group, S.A, que se conocerá con el nombre de International Airlines Group. Tanto Iberia como British Airways conservarán sus respectivas marcas y sus operaciones.

Se espera que la fusión, que se ejecutará a finales de 2010 y creará la tercera mayor aerolínea de Europa por ingresos, generará unas sinergias anuales de unos EUR400 millones a partir del quinto año de la fusión.

Las dos aerolíneas llevan 20 meses negociando la fusión y firmaron una carta de entendimiento para fusionarse en noviembre. El mayor escollo en la negociación ha sido el fondo de pensiones de 3.700 millones de libras de BA, y todavía puede serlo.

"Iberia tendrá derecho a resolver el contrato de fusión si el plan de cobertura del fondo de pensiones acordado por British Airways y los administradores de sus fondos de pensiones no es razonablemente satisfactorio para Iberia porque implique un empeoramiento significativo de las premisas económicas de la fusión proyectada", dijo la aerolínea española.

Intentos de fusión. El acuerdo se produce en un momento en el que las aerolíneas en todo el mundo se enfrentan a su peor crisis en muchos años y después de que BA e Iberia hayan registrado importantes pérdidas. No son las únicas aerolíneas en intentar fusionarse.

A última hora del martes, United Airlines -de UAL Corp.- y US Airways Group reanudaron las negociaciones de fusión, que de resultar exitosa, crearía la segunda mayor aerolínea de Estados Unidos.

Deutsche Lufthansa AG y Air France ya se han hecho con otras aerolíneas o con participaciones en otras compañías aéreas en los últimos años.

Tanto Iberia como British Airways conservarán sus respectivas marcas y sus operaciones, pero de su fusión resultará una nueva sociedad holding denominada International Consolidated Airlines Group. Ésta cotizará en la Bolsa de Londres y en España.

La nueva compañía contará con una flota de 408 aviones y volará a 200 destinos y transportará conjuntamente a más de 58 millones de pasajeros al año.

Tal y como se establece en la carta de entendimiento firmada en noviembre y de acuerdo con los términos previstos en la fusión, los accionistas de British Airways recibirán una nueva acción ordinaria de International Airlines Group por cada acción ordinaria que posean en British Airways y los accionistas de Iberia recibirán 1,0205 nuevas acciones ordinarias de International Airlines Group por cada acción que posean en Iberia. Los accionistas de Iberia controlarán un 44% y ocuparán la presidencia. La nueva compañía tendrá su sede en Madrid, mientras que las oficinas operativas estarán en Londres.

La fusión está sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia y de los accionistas de Iberia y British Airways. El plan se presentará a los accionistas de ambas aerolíneas en noviembre para que lo aprueben.