Panamá, EFE. Representantes iberoamericanos de puertos y de empresas logísticas se reunieron en la capital de Panamá para identificar las mejores prácticas a fin de hacer más eficientes y competitivos a esos sectores económicos.

El "Foro Iberoamericano de Logística y Puertos, preparándose para un cambio en la geografía económica", fue instalado por el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, quien destacó que factores como los costos logísticos hacen a la región muy poco competitiva frente a América del Norte, Europa y Asia.

"Los costos logísticos en América Latina son entre 5 y 100% más elevados que en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dijo Iglesias.

El secretario general añadió que el fuerte crecimiento económico que ha registrado la región en la última década "no fue acompañado con el desarrollo de la infraestructura" necesaria para aprovechar el pujante sector del transporte internacional de mercancías.

"Tenemos que hacer un gran trabajo en los puertos para adaptarlos a la nueva realidad que generará la ampliación del Canal de Panamá", dijo por su parte el vicepresidente corporativo de Infraestructura del Banco de Desarrollo de América Latina -CAF-, Antonio Juan Sosa.

En declaraciones a Efe, Sosa aclaró que, al menos de momento, la región "no está preparada para la ampliación del Canal" panameño, que comenzará a operar en el primer semestre de 2015 y permitirá el paso de cargueros con hasta 12.600 contenedores, casi el triple de lo actual.

Sosa propuso la creación de una estrategia regional para que América Latina pueda realmente entrar a competir en el negocio de la logística, mediante puertos que incluyan esos servicios.

"Los puertos se han movido hasta ahora de una manera individual, cada quien buscando el mejor negocio", pero "las autoridades y los puertos privados deben planear en conjunto qué es lo que quiere hacer América Latina en materia de logística hacia el futuro", dijo Sosa.

Afrontar la nuevas realidades del negocio, con barcos con grandes capacidades de carga y nuevas rutas marítimas, requerirá de acciones que "no las van a poder hacer países y puertos individualmente, va a tener que ser una estrategia regional".

"Para dar ese salto al negocio logístico de valor agregado en Latinoamérica hay ciertos sitios que tienen ventajas, entonces los otros tiene que colaborar para que ese sitio sea el adecuado y todos van a ganar. Si todo el mundo pretende ser el centro logístico, no va a funcionar", añadió.

El presidente de la española Puertos del Estado, José Llorca, recordó que el 80% de la carga del mundo se mueve por el mar, a través de 151 millones de contenedores que trasladan unos 1.500 millones de toneladas de mercancías.

Llorca señaló que los flujos de carga han variado sustancialmente en los últimos 20 años y que ahora los principales se observan entre regiones por debajo del hemisferio norte y son más interregionales que de norte a sur.

Con la ampliación del Canal de Panamá, una buena parte de las cargas que iban por otras rutas se va a desviar por el Pacífico, añadió.

El ministro panameño de Comercio e Industria, Ricardo Quijano, destacó las inversiones millonarias que ha hecho Panamá en su objetivo de consolidarse como el centro logístico de la región, aunque reconoció que la infraestructura de transporte requiere más impulso.

"Reconocemos que nuestros esfuerzos deben continuar", ya que se "producirán mayores demandas" ante las cuales debemos "acomodar los sistemas de logística", que es un "pilar fundamental de nuestra economía", añadió el ministro panameño.

El Foro, de un día, fue organizado por los ministerios de Relaciones Exteriores y de Comercio e Industria de Panamá, la CAF y la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

Las conclusiones del foro serán presentadas mañana en el marco de la VIII reunión de ministros iberoamericanos de Infraestructura y Logística.