México DF. Un consorcio en el que participa la mexicana ICA firmó un contrato por 9.300 millones de pesos (US$729 millones) con el gobierno mexicano para construir y operar una planta de tratamiento de aguas residuales.

La planta será construida en el central estado de Hidalgo por el consorcio, en el cual ICA tiene una participación de 10,2% a través de su subsidiaria Controladora de Operaciones de Infraestructura, dijo ICA en un comunicado.

La compañía destacó que la planta sería la mayor de su tipo en México y una de las más grandes del mundo.

Entre los socios de ICA en el consorcio se encuentran Promotora del Desarrollo de América Latina, Acciona Agua y Atlatec.