París. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) dijo este lunes que la respuesta de los gobiernos europeos a la crisis causada por la nube de ceniza de un volcán era inadecuada y estimó que el impacto económico será mayor que en 2001 tras los ataques del 11 de septiembre.

Giovanni Bisignani, jefe de IATA, estimó las pérdidas de las aerolíneas en US$250 millones  diarios frente a cálculos del viernes de US$200 millones al día.

 Bisignani pidió la puesta en marcha de medidas urgentes para abrir el espacio aéreo de forma segura y convocó a una reunión de la Organización Internacional de Aviación Civil, el cuerpo de aviación de Naciones Unidas.

 "Debemos abandonar este cierre generalizado y encontrar formas de abrir el espacio aéreo de forma flexible, paso a paso", expresó Bisignani en una sesión informativa en París.

 "Tenemos que tomar decisiones en base a la situación real y no por modelos teóricos. Ellos (las autoridades) han dejado pasar oportunidades de volar de manera segura", agregó.