"Diamante" es el nombre del primer resort de súper lujo mexicano con campo de golf, que Crystal Lagoons y la firma norteamericana de desarrollo inmobiliario, Diamante Cabo San Lucas, desarrollaron en el exclusivo balneario Cabo San Lucas.

Este proyecto, que ya fue inaugurado, está emplazado en 3.500 hectáreas,  posee una laguna cristalina de cinco hectáreas y cuenta con una inversión asociada de US$680 millones.

A juicio de Felipe Pascual, director comercial de Crystal Lagoons para América Latina, el proyecto "atraerá las visitas comerciales por representar además la máxima expresión de Crystal Lagoons en el mercado del lujo en la región. Es un concepto innovador y una ventaja competitiva potente que causa una revolución en el mercado inmobiliario donde existe una gran demanda por productos de lujo”, destaca.

El complejo al estar situado próximo a EE.UU. está orientado al segmento norteamericano de mayor exclusividad.

Dispone de una de las mejores canchas de golf del mundo, según la prestigiosa revista Golf Magazine Top 100 Courses, y adicionalmente tiene en desarrollo un nuevo campo de golf diseñado por el más grande golfista de las últimas décadas, Tiger Woods, atractivo de gran valoración dado que el campeón internacional ha concebido contados campos de golf a nivel mundial.

El complejo es de bajísima densidad y está integrado por villas con valores entre US$2 y US$4 millones. Cuenta además con hoteles cinco estrellas, restaurantes, cafetería, gimnasio, spa, canchas de tenis, cine, zona de juegos para niños y amplias áreas verdes, entre otros.

Este es el primer proyecto fruto de la alianza entre Crystal Lagoons y Diamante Cabo San Lucas. Sin embargo, Crystal Lagoons está desarrollando en México una serie de proyectos, destacando su alianza con Consorcio Ara por doce proyectos de primera vivienda en distintos estados, dirigidos al segmento medio y con una inversión asociada de US$2.000 millones.