La industria automotriz de México alcanzó un superávit récord de US$18.654 millones en su balanza comercial para el primer semestre del año, 18,89% más frente al mismo periodo de 2012, destacó este sábado la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

El director general de la AMIA, Fausto Cuevas, dijo que las expectativas son positivas para superar la cifra de US$35.777 millones que tuvo la industria al cierre de 2012.

El monto de divisas del primer semestre superó las cifras de los primeros semestres de 2010, 2011 y 2012, los cuales se incrementaron de manera gradual en 11.805, 14.676 y US$15.690 millones, respectivamente.

El valor total de las exportaciones en los primeros seis meses del año alcanzaron US$34.398 millones, en tanto que el de las importaciones sumaron US$15.744 millones, lo cual arrojó un saldo favorable de US$18.654 millones.

La industria automotriz se ha convertido en los años más recientes en un motor del crecimiento de México, al superar los ingresos de divisas en remesas, turismo y exportaciones petroleras, tradicionales fuentes de recursos procedentes del extranjero.

Según datos del Banco de México, la balanza comercial de Petróleos Mexicanos (Pemex) registró ingresos por US$10.349 millones, una diferencia de US$8.305 millones con respecto al sector automotriz.

En cuanto al ingreso de divisas por visitantes internacionales a México de enero a junio de 2013, éste ascendió a US$7.119 millones, 7,2% más en relación al mismo periodo de 2012, informó la Secretaría (ministerio) de Turismo, con datos del banco central.

En remesas, el dinero a México que envían unos 13 millones de mexicanos que residen en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, sumaron de enero a junio del presente año US$10.703 millones.

Las remesas son una fuente generadora de divisas muy importante para México, pero en los últimos años, la crisis financiera, la desaceleración económica en Estados Unidos el desempleo, han evitado volver a los niveles de 2006, 2007 y 2008 en que llegaron a montos superiores a los US$25.000 millones.

En los siguientes años las remesas oscilan entre 21 y 22 mil millones de dólares.

Al cierre de 2012 se exportaron 2.355.564 vehículos, máxima cifra alcanzada en 25 años de llevar registro de automóviles llevados al exterior, indicó Cuevas.

Estados Unidos es el principal destino de los automóviles que ensamblan las ocho armadoras (Chrysler, Ford, General Motors, Honda, Mazda, Nissan, Toyota y Grupo Volkswagen) instaladas en México.

Hasta el octavo mes del año Estados Unidos recibió 1.047.590 automóviles, cantidad que ubica a México sólo detrás de Japón, que ha comercializado en territorio estadounidense 1.150.595 vehículos.

Le sigue Corea del Sur con 483.557 y Alemania con 476.120 unidades.