Lima, Andina. Perú tiene unos 1.128 gimnasios que alcanzaron ventas por US$115 millones el año pasado, reportó un estudio de la International Health, Racquet & Sportsclub Association (IHRSA).

La gran mayoría de estos centros de entrenamiento físico corresponden a gimnasios de barrio, aunque, las grandes cadenas cada vez tienen mayor participación en el mercado.

A la fecha, estos gimnasios de formato moderno tienen 38 establecimientos en el país. Las mayoría corresponde a sedes locales de dos grandes cadenas extranjeras que operan en el país, la estadounidense Gold's Gym y la colombiana Bodytech. Juntas abarcan cerca del 70% de la oferta nacional de gimnasios.

"El mercado fue informal desde el principio, hay muchos gimnasios de barrio. Las grandes cadenas entraron primero en otros países de la región porque tenían más acogida. Se trata de ir involucrando el ejercicio en la rutina diaria", explicó el gerente general adjunto de Gold's Gym Perú, Alvaro García.

En efecto, el nivel de penetración de los gimnasios en el mercado es baja con respecto a otros países latinoamericanos, señala un informe del suplemento Económika del Diario El Peruano.

García estima que sólo 2 habitantes por cada 100 en Lima acuden a un gimnasio, y solo uno en provincias.

Sin embargo, la tendencia global hacia el cuidado del estado físico y la salud marca en el país un público cada vez mayor que frecuenta estos centros de entrenamiento corporal. Y no solo se trata de gente joven o deportistas regulares.

El perfil de las personas es amplio, varía entre los 25 y los 45 años de edad, y un poco más de la mitad son mujeres (el 55%).

"En realidad el fitness es para cualquier persona, tanto para el que trabaja y quiere estar en forma, bajar de peso, relajarse o encontrar un sitio para hacer nuevos amigos", añadió.

La frecuencia con que se entrena y el tiempo que se dedica a esta actividad es uno de los indicadores que las cadenas de gimnasios miden también para conocer a sus clientes.

De acuerdo con éstas, el usuario peruano asiste al gimnasio en promedio dos veces por semana e invierte al menos una hora en cada sesión de entrenamiento.

Y respecto a la afluencia de público durante el año, si bien la estacionalidad disminuyó en los últimos años, los picos de venta registrados se mantienen entre octubre y marzo de cada año. En temporada alta puede haber hasta 250 personas entrenando a la vez en una misma sede.

Un factor clave en el crecimiento de las cadenas en este rubro es el formato moderno que ofrecen.

Además de servicios básicos, como zonas de musculación, clases grupales, cycling o spinning, ahora también incorporan actividades complementarias como pilates, yoga, artes marciales, entre otras.

"Vimos esa necesidad en el mercado e hicimos esa apuesta: que la gente ya deje el gimnasio de esquina, pequeño y sin muchas facilidades, y opte por un servicio completo y de alta gama en el mundo de los gimnasios", opinó el gerente de Desarrollo de Bodytech Perú, César López.

La asesoría personalizada por los profesionales de la salud en los gimnasios es otro servicio que cada vez más cadenas incorporan a su oferta.

Expansión en provincias

La mayor oportunidad para la expansión de estas cadenas está en provincias. Solo el 10% de la oferta nacional de gimnasios modernos se localiza fuera de Lima Metropolitana, mientras que la demanda por este nuevo formato de centros de entrenamiento físico en las regiones más importantes es cada vez mayor.

López reporta que en los últimos dos años el crecimiento fue explosivo. "Alcanzamos los 13 gimnasios. Parte de esta expansión se dio gracias a la apuesta en las regiones. Hicimos un estudio de todos los gimnasios en las principales provincias del Perú y vimos que el mercado estaba totalmente desabastecido", acotó.

Por su parte, García consideró que el aumento de las cadenas de gimnasios está generalmente vinculada con la construcción de nuevos centros comerciales, dentro de los cuales se instalan.

Bodytech lidera la penetración en provincias con 5 sedes repartidas en Piura, Trujillo (La Libertad) y Arequipa. Planean abrir una en Chiclayo (Lambayeque) en los próximos seis meses, y luego en Huancayo (Junín), Cusco, Tacna e Ica.

Gold's Gym, por su parte, tiene un plan de expansión de 8,000 metros cuadrados. Evalúan inaugurar 3 o 4 unidades en la costa del país.

En esta carrera por ingresar en nuevas plazas, el costo de la membresía es uno de los mayores retos para las cadenas de gimnasios en provincias.

Los establecimientos locales de cada región mantienen generalmente un costo mensual menor, vinculado con menos servicios e infraestructura disponibles para los usuarios.

Mientras tanto, el precio promedio mensual de afiliación en las cadenas más grandes en el país es de 50 dólares, pero puede variar según la sede escogida y los servicios adicionales que ofrece, así como del tipo de membresía adquirida.