Lima, Andina. La industria manufacturera peruana crecerá en el segundo semestre 4% lo que le permitirá cerrar el año con una expansión de 2,5%, impulsada por la aceleración de las inversiones en el país, estimó la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

El gerente de Estudios Económicos y Proyectos de la SNI, Javier Dávila, indicó que esta proyección depende además de la coyuntura internacional y la recuperación de los precios de los minerales.

En mayo el gobierno declaró de interés nacional y prioritaria la promoción y agilización de la inversión, y dispuso la creación de un equipo especializado en el seguimiento de las inversiones en el país.

"El gobierno está tomando medidas para acelerar los procesos de inversión y esto tendrá un efecto positivo sobre la industria. Creemos que los resultados comenzarán a verse en el segundo semestre", declaró a la agencia Andina.

Refirió que entre enero y mayo la industria manufacturera creció 0,96%, explicado por la expansión de la Manufactura No Primaria (1,6%) pero afectado por la disminución de la Manufactura Primaria (-2,9%).

Sin embargo, precisó que en mayo del 2013 se observó una recuperación de la Manufactura Primaria que se expandió 2,4%, luego de una caída de 9,6% en abril.

"En los primeros meses del año se observa que el sector externo siguió marcando la pauta, los niveles de consumo disminuyeron y, al mismo tiempo, hubo mayor ingreso de productos importados a un menor precio por el descenso del tipo de cambio, sobre todo en el primer trimestre", indicó.

Por tipo de bien, comentó que los bienes de capital cayeron 7,9% entre enero y mayo debido a la desaceleración de los proyectos de inversión.

"Esto genera distorsiones en la dinámica industrial ya que los bienes de capital crean un encadenamiento con la industria, minería y construcción. Este año la minería no muestra un buen desempeño no solo por los menores proyectos de inversión sino por los menores precios de los minerales", dijo.

Destacó el desempeño de la producción manufacturera de bienes intermedios, que creció cuatro por ciento entre enero y mayo, y registró tasas positivas en cuatro meses, excepto en marzo.

"Esto es un termómetro que nos mide la dinámica para la producción final", afirmó en el marco del evento "Nuevos incentivos en la Ley de Obras por Impuestos: Nuevas Oportunidades para la Empresas Privada y el Desarrollo Local" organizado por la SNI y la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión).

Asimismo, señaló que muestran mayor crecimiento los productos de plástico y caucho, minerales no metálicos y productos elaborados, y muebles e industrias manufactureras.

En cambio, los que muestran resultados negativos son maquinaria y equipo, maquinaria y aparatos electrónicos y otros equipos de transporte.