Santiago. La Asociación Chilena de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), advirtió este jueves la necesidad de diversificar la oferta exportadora nacional, ante la caída en el precio del cobre, debido a la desaceleración de la economía global.

"En el último Informe de Política Monetaria (IPoM), el Banco Central de Chile proyectó que el precio promedio del cobre apenas superará los US$3,0 la libra en 2014, lo que al menos debería ser motivo de cautela y vigilancia", dijo Jorge Lewin, presidente de la gremial.

La semana pasada Chile ajustó a la baja la proyección del precio promedio del cobre para este año a US$3,27 la libra, de un cálculo inicial de US$3,57.

Según el ejecutivo, en el primer trimestre de este año se han paralizado proyectos mineros por US$2.500 millones. Por otra parte, la recaudación fiscal por impuestos provenientes de la minería cayó en un 42%, esto es unos US$2.000 millones.

De acuerdo al líder de los industriales esta situación afecta el crecimiento de los subsectores como la construcción, y se traduce en una caída de las expectativas respecto de la economía nacional.

Sin embargo, abundó, no es un problema sólo de precios, sino también de frenos en la industria local, lo que claramente se refleja en la pérdida de competitividad de la industria minera en Chile.

Dado este escenario, Lewin planteó la necesidad de aumentar la productividad y diversificar la base industrial chilena.

Chile es el principal productor de cobre del mundo, con una producción de 5,57 millones de toneladas en 2012, y representa por mucho su primer producto de exportación, que el año pasado le representó ingresos por US$42.184 millones.