Londres. Las revistas de desnudos deberían advertir la edad a la que se pueden leer y los vídeos musicales con poses sexuales no deberían aparecer en televisión hasta tarde en la noche para ayudar a combatir la sexualización de los niños, dijo un informe del gobierno británico.

El texto publicado el viernes señaló también que las consolas de videojuegos y los teléfonos móviles deberían venderse con controles ya instalados para los padres, y que se debería crear una plataforma online para que la opinión pública exprese sus preocupaciones sobre mercadotecnia irresponsable.

La psicóloga Linda Papadopoulos, autora del informe, dijo que los niños y los jóvenes estaban expuestos a una cantidad creciente de "imágenes hipersexualizadas" y que se les vendía la idea de que tenían que parecer "ardientes" y "sexis".

"Como resultado, se enfrentan a presiones que los niños no tenían en el pasado", dijo el texto.

"Aunque las imágenes sexuales han acaparado la publicidad y las comunicaciones desde que surgieron los primeros medios de comunicación, lo que estamos viendo hoy es un alza sin precedentes tanto en el volumen como en la extensión en la que estas imágenes están impactando en la vida diaria", añadió.

Esto impacta en la "salud física y mental, en las actitudes y las creencias" de los jóvenes y lleva a algunos a sufrir una baja autoestima y a problemas alimenticios, dijo.

El informe, que forma parte de la estrategia gubernamental para abordar la violencia contra las mujeres, llega una semana después de que los conservadores de la oposición dijeran que emprenderían acciones contra las empresas consideradas culpables de mostrar demasiado sexo a los niños.

El asunto va a convertirse en un tema importante para los principales partidos de cara a las elecciones próximas.