El gobierno argentino está queriendo cargar a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) más de US$200 millones por obras ejecutadas en la margen izquierda –lado argentino–, monto que debía ser asumido por ese país. El documento ya tiene la aprobación del directorio y solo falta el visto bueno del Consejo de Administración de la binacional.

Una resolución del directorio de Yacyretá revela que la Argentina está intentando que la binacional impute a sus estados contables más de US$200 millones en obras que se ejecutaron del lado argentino con un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF). El crédito data el 21 de mayo de 2008.

La resolución del directorio (N° 15297/2013) del 23 de junio va firmada por el director argentino, Óscar Thomas; el director paraguayo, Enrique Cáceres, y el secretario argentino, Marcelo Cáceres. Orlando Garay, secretario paraguayo, no firmó.

El documento aprueba y propone al Consejo de Administración la inclusión de los gastos “por estar directamente relacionados con el crecimiento del nivel del embalse a su cota definitiva de diseño de 83 metros sobre el nivel del mar (msnm) en el eje Encarnación-Posadas, parte integrante del costo de inversión imputable al Plan de Terminación de Yacyretá (PTY) de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY)”.

A pesar de haber firmado el documento inicial, Enrique Cáceres, director del ente, dijo ahora que la EBY no puede asumir tal compromiso. Reconoció que existe una propuesta al Consejo de Administración de readecuación de la exposición contable de determinados ítems del Programa de Obras Viales de Integración entre Argentina y Paraguay.

Sin embargo, alegó que “la decisión final sobre la readecuación contable o no estará a cargo del Consejo” y que “una readecuación contable es a simple efecto de exposición contable, que de ninguna manera representa la asunción de compromisos ni obligaciones a cargo de Yacyretá. Desde mi punto de vista, no se puede pretender que una propuesta de readecuación contable conlleve la asunción de un compromiso. No obstante, te adelanto, la posición de la gerencia del PTY margen derecha es que es una obligación del gobierno argentino y no de la EBY”, insistió.

Adeuda US$104 millones. Por otro lado, continúa la morosidad del gobierno argentino con Paraguay. Hasta la fecha aún no ha saldado la deuda que mantiene por el consumo de la energía paraguaya del ejercicio 2012. El remanente es de US$34 millones. 

Para este año, el monto previsto es de US$70 millones, de los cuales aún no ha abonado ni un solo dólar. El último desembolso fue en abril pasado. Tampoco pagaron en tiempo y forma por el consumo de 2011 ni 2010. 

Para los pagos, Paraguay y la Argentina firman un cuestionado acuerdo en el que se establece el sistema de desembolso, pese a que el Tratado lo establece con claridad. El acuerdo firmaban en marzo, pero últimamente lo hacen a mediados de año.