Santiago. Chile sorteó con éxito el terremoto, ese es el diagnóstico de expertos tras el análisis de cómo los edificios del país sortearon el terremoto del pasado sábado, luego que sólo un edificio colapsara y unos pocos quedaran con daños estructurales.

“Acá se produjo una milésima de los muertos de Haití, a pesar de que fue un terremoto mucho más fuerte. El número de edificios colapsados -que no cayeron por completo y donde no se perdieron vidas humanas- fue sólo uno en todo el país”, explica el presidente de la Asociación de Ingenieros Civiles Estructurales (AICE), Tomás Guendelman, informó el diario La Segunda.

Y agrega que “el resto pudo tener fallas estructurales, pero no se cayeron. Todo eso da como resultado un balance económico muy exitoso”. Sin embargo, aclara que “en un parámetro global, el terremoto refleja un muy buen comportamiento de la ingeniería chilena, pero obviamente los afectados sienten que esto los arruinó de por vida, lo que también es legítimo”.

“La norma chilena es excelente y está demostrado con lo que pasó” apunta Carlos Uribe, ex inspector fiscal del Ministerio Obras Públicas.

Fallas en servicios básicos. Pese al buen balance que hacen los expertos de la infraestructura pública y privada, son bastante críticos respecto de la caída que sufrieron la red de servicios básicos: telecomunicaciones, energía, agua y rutas.

“La comunicación vial, radial y telefónica debe tener una exigencia mucho mayor que el resto de la infraestructura para estos casos”, detalla Uribe.

Para el ex titular del AICE, Rodrigo Mujica, en general la infraestructura vial respondió bien dada la magnitud del terremoto, ya que en Chile hay más de 80.000 puentes, y colapsaron sólo unos pocos, lo cual no deja de ser grave y necesita estudiarse.

Las carreteras concesionadas, precisa Uribe, en general resistieron bien, porque hay incentivos para las empresas que realicen obras incluso sobre la norma.