Zurich.  La FIFA superó la marca anual de ingresos de US$1.000 millones por primera vez en 2009 y el presidente del órgano rector del fútbol mundial, Joseph Blatter, dijo que el dinero sería utilizado para desarrollar este deporte en todo el mundo.

"No queremos tener el dinero aquí (...) Nosotros no se lo regresaremos a los ricos, se lo daremos a los que no lo tienen", afirmó Blatter.  "Nosotros no enriquecemos a los ricos, ayudamos a los que menos tienen", agregó.

Blatter dijo que las finanzas de la FIFA son menos atractivas, ya que han mejorado con los años.

"Estamos en una situación muy buena, así que no es tan interesante. A pesar de sentir los efectos de la crisis financiera del año pasado (...) estamos cómodos, pero yo no diría que somos ricos", agregó.

La FIFA dijo que sus gastos para el año eran de US$863 millones, dejando un excedente de US$196 millones.

Blatter comentó que una de las primeras medidas de la FIFA sería la distribución de US$200.000 a cada una de las 208 federaciones nacionales.

Chile y Haití, golpeados por grandes terremotos este año, recibirán dinero extra, dijo el dirigente.

El suizo dijo además que los países más pequeños seguirán recibiendo ayuda regular a través de los proyectos de desarrollo de la FIFA.

El jefe de finanzas de la FIFA, Markus Kattner, dijo que el presupuesto para el periodo 2011-2014 prevé un ingreso total de US$3.800 millones, con gastos de US$3.600 millones.

Kattner sostuvo que 74% de las ganancias se invertirían en proyectos de desarrollo del fútbol y en la organización de competencias de la FIFA.