México DF. Los ingresos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) registraron una fuerte retroceso de 40,7% durante 2009, producto del importante descenso que sufrió el precio internacional del crudo.

La compañía mexicana registró ingresos por US$25.693 millones el año pasado, que se compararon con los US$43.342 millones que se lograron en 2008, señala Milenio.

La caída se explica por el retroceso que tuvo el barril del petróleo, que el año pasado alcanzó un promedio de US$57,44 por barril frente a los US$84,38 promedio de 2008.