La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), la Unión Industrial Argentina (UIA) y la fundación Exportar presentaron un estudio por el cual instaron al sector de alimentos gourmet a aprovechar las oportunidades comerciales que ofrece el mercado internacional de cruceros.

"El sector tiene potencial para aprovechar un nicho de mercado que demanda alimentos gourmet y con un alto grado de valor agregado",señaló Daniel Funes de Rioja, presidente de COPAL y vicepresidente de la UIA.

Los organizadores de la actividad explicaron este sábado a Xinhua que se llevó a cabo "con el fin de abrir nuevos mercados y exportar productos de alto valor agregado".

"Se hizo en el marco del Programa Al Invest, un proyecto de cooperación económica de la Unión Europea cuyo principal objetivo es trabajar en la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas de América Latina y el Caribe", explicó la COPAL.

Según el informe, en los últimos años, el crecimiento del sector cruceros "fue exponencial. De 2001 a 2011, la cantidad de pasajeros de cruceros a nivel mundial aumentó en 111% . Para este año, las empresas de cruceros estiman que alcanzarán los 20,9 millones de pasajeros".

"La calidad de la cocina y la gastronomía es la segunda prioridad de la gente después de las comodidades hoteleras- a la hora de contratar este tipo de servicios", se indicó.

En el caso de la Argentina, el sector también mostró un fuerte crecimiento: "excepto por la temporada 2010/2011, en la que se produjo una merma en la cantidad de buques debido a la crisis internacional, la cantidad de pasajeros tiene una tendencia que sigue siendo creciente ya que las embarcaciones son de mayor tamaño. Desde el año 2005 las cifras son por demás alentadoras", dijo a esta agencia la coordinadora de la actividad, Mercedes Manfroni.

En la temporada 2005/2006, el total de pasajeros fue 108.493 incluyendo embarcados, desembarcados y en tránsito, para un total de 73 buques, mientras que en la temporada 2012/2013, ambos rubros crecieron a 510.812 y 160, según datos de la Administración General de Puertos.

"El gasto promedio que realiza una empresa de cruceros en alimentos, por día y por pasajero, ronda los US$12. Hay líneas que gastan hasta US$20 y US$25", agregó la directiva.

En ese contexto, Funes de Rioja instó a "pensar en nuevos mercados.Es fundamental, ya que a partir del año pasado, como consecuencia de la crisis internacional y la pérdida de competitividad interna, la exportaciones de alimentos y bebidas cayeron en 3,9% en valor y 10,1% en volumen".

"Las características del rubro cruceros, por su especificidad y sofisticación, abren una especial oportunidad para las pymes argentinas, que se encuentran con mayor ventaja para abordar este desafío", destacó el directivo, que agregó: "Es aquí donde entra en juego la innovación y la creatividad, para poder ofrecer productos de altísima calidad, al mejor precio posible".

Durante la jornada, se destacó que "para acceder a los cruceros, las empresas tienen que adaptarse a ciertas características específicas, dadas por la calidad, el precio conveniente o el tiempo de vida del producto", según explicó Santiago Vexina, autor del informe y consultor de Vexina Estudio y Asociados.

Una tendencia propia de este sector es la "demanda de alimentos que puedan generar la menor cantidad de residuos posible. Por el costo que tiene el almacenamiento de deshechos y su retiro en los puertos",observó.

Para Fernando Núñez, gerente de relaciones institucionales de la fundación Exportar, el informe "es un punto de partida para promover la producción de valor agregado en origen".

"Ya se está trabajando en acciones complementarias que se nutren de esta información para fomentar la comercialización de alimentos y bebidas argentinos", añadió.

En el caso específico de la Argentina, algunas líneas de cruceros adquieren algunos productos locales, y han manifestado su interés y necesidad de que se genere el entorno necesario para facilitar su aprovisionamiento en puertos argentinos de bienes tales como carnes,vinos, sodas, frutas, verduras, pastas, lácteos y pescados, entre otros.

La cadena holandesa de supermercados mayoristas Makro lanzó una unidad para ese tipo de abastecimientos, llamada "proveedor a bordo", que ofrece alimentos a los cruceros y aviones que llegan a territorio argentino.

Hasta el momento, la empresa provee a los cruceros de Mediterranean Shipping Company (MSC) en condición Inconterm FAS (Free Along Side Ship).