Santiago, mayo de 2010.- El nacimiento de Internet2 y redes de alta velocidad que permiten el flujo de información pesada en su tráfico, se presentan como una alternativa real para permitir la masificación de la telepresencia y la comunicación visual.

En países del primer mundo esta súper carretera de la información es utilizada por universidades, investigadores y estudiantes. Internet2 o UCAID –University Corporation for Advanced Internet Development- es un consorcio que no lucra con el funcionamiento de esta red y que investiga tecnologías avanzadas para la transmisión de datos a velocidades impresionantes. Está construida, principalmente, con fibra óptica, y sus velocidades mínimas son 622 Mbps para usuarios miembros del sistema.

El mercado de este tipo de comunicaciones será totalmente diferente a como lo conocemos actualmente. La proliferación de redes sociales como Facebook, blogs, Twitter y otros que, seguramente, irán surgiendo próximamente, cambiarán la forma de comunicarnos y permitirá que el video juegue un rol cada vez más importante en este tipo de sitios.

Las redes IP de alta velocidad como Internet2 entregan mayor implementación de audio y video HD, telepresencia, mejoras en el intercambio de contenidos, conciertos en vivo y en directo, entre otros. Aunque, y quizás lo más importante de todo, estas iniciativas de investigación permiten el desarrollo y crecimiento de la red.

Agustina Seiguer, Directora de Marketing para América del Sur de Polycom, señala que este tipo de tecnologías es fundamental para la reducción de costos tanto de las grandes como pequeñas compañías: “El tomar una opción de telepresencia o videoconferencia de alta definición aumenta la productividad del negocio y disminuye la cantidad de CO2, lo que para empresas con ganas de insertarse en el primer mundo es esencial.

Se aproxima una revolución de la que hemos sido testigos privilegiados, pero Internet2 nos muestra que falta mucho camino por recorrer y que todavía estamos en pañales en lo que se refiere a comunicación visual. El futuro se avizora realmente prometedor.