Nueva York. El entusiasmo por los mercados emergentes continuó debilitándose durante marzo, según un sondeo de Bank of America Merrill Lynch a administradores de fondos.

El sondeo mostró que un menor número de inversionistas mantuvo posiciones de alta ponderación en acciones del mundo en desarrollo.

Alrededor del 33% de los inversionistas encuestados dijo tener una alta ponderación en los mercados emergentes, cifra muy inferior al 53% de noviembre.

De todos modos, los mercados emergentes continúan siendo preferidos entre quienes asignan activos, señaló un estratega de BofAML en un informe publicado el martes.

El sondeo mostró que muchos inversionistas internacionales trasladaron posiciones este mes a Estados Unidos y Japón, particularmente desde Europa, donde los problemas fiscales de la periferia de la zona del euro continúan afectando la percepción de los inversionistas.

Dentro de los mercados emergentes, los inversionistas están haciendo grandes apuestas en favor de compañías de productos de consumo discrecional y tienen una baja ponderación en sectores defensivos como los servicios públicos.

Alrededor del 94% de quienes fueron encuestados contaban con posiciones de alta ponderación para acciones de consumo discrecionario, un incremento frente al 55% del mes anterior, señaló Michael Hartnett, estratega de BofAML.

Los operadores de dinero ampliaron su exposición a Rusia, seguida de Indonesia, que cuenta con la "mayor alta ponderación desde que se inició el sondeo", indicó la firma.

Los mercados defensivos de Israel, Chile, Malasia y Taiwán siguen menos favorecidos.

Para quienes invierten en la región del Asia Pacífico, se prefieren las acciones cíclicas y de consumo, mientras que la alta ponderación en tecnología fue reducida significativamente, informó BofAML.