Santiago. Cuando Steve Jobs presentó su esperado Tablet PC y dijo su nombre, muchos se sorprendieron por su nombre. Pero en especial, los responsables de diversas compañías, que ya tienen registrado el nombre iPad en alguno de sus productos.

El primero en levantar la voz, y quizá el principal dolor de cabeza para Apple, viene desde la tecnológica Fujitsu. La firma había registrado ese nombre en el año 2002 para bautizar a uno de sus dispositivos, un sistema de verificación de precios y control de inventario, como los que se utilizan en los supermercados. El Fujitsu Ipad, con la apariencia de un teléfono móvil, se vende en Estados Unidos, indica el sitio ABC.es.

Según explica el diario New York Times en su edición digital, Fujitsu solicitó el registro en 2002, pero se retrasó por una solicitud previa llevada a cabo por una pequeña empresa de California llamada Magtek. A inicios de 2009, la Oficina de Patentes declaró abandonada la solicitud de Fujitsu, pero fue retomada por la empresa el pasado junio.

“Creemos que el nombre es nuestro“, afirma Masahiro Yamane, director de relaciones públicas de Fujitsu, confirmando que la compañía está consultando sus abogados para determinar los próximos pasos. A su vez, Edgar Pennington, abogado de Fujitsu, ha declarado que “seguramente tendrán que hablar con nosotros, pero hasta el momento no hemos recibido ninguna comunicación directa de Apple“, según indica la web Appleweblog.

Pero no es el único caso. En Alemania, Siemens utiliza ese nombre para identificar a algunos de sus motores, mientras que el caso más curioso ocurre en Canadá donde la empresa Coconut Grove Pads, dedicada a la lencería femenina, lo utiliza para un componente de sus sujetadores.

Por otra parte, la empresa STMicroelectronics tiene esta marca registrada en toda Europa desde el 2000. Afortunadamente para Apple, esta firma suministra piezas del iPhone 3G, por lo que llegar a un acuerdo puede ser más fácil para la compañía de la manzana.

Apple tiene hasta el 28 de febrero para presentar sus argumentos con la intención de quedarse con los derechos del nombre iPad.