Bagdad. Una cuota de la OPEP de 6 millones de barriles por día (bpd) será demasiado baja para Irak, que espera que su parte no sea inferior a la del miembro más influyente del grupo, Arabia Saudita, dijo el jueves el ministro de Petróleo de ese país, Hussain al-Shahristani.

La cuota en la OPEP de Arabia Saudita, el mayor productor de crudo del grupo, es de un poco más de 8 millones de bpd. Irak es el único de los 12 miembros del cartel que está exento de cuotas después de años de sanciones y guerra.

Bagdad ha firmado acuerdos para aumentar la capacidad de producción de petróleo a un nivel que rivaliza con Arabia Saudita, y se esperan duras negociaciones en el futuro por su reincorporación en las cuotas de la OPEP.

"Sí, esperamos que la cuota de Irak no sea menor que cualquier otro país en la OPEP", dijo el ministro Shahristani en una entrevista con Reuters, cuando fue consultado si esperaba que Bagdad tenga una participación similar a Arabia Saudita.

"Por supuesto que no creo que 4 millones de bpd es una cuota aceptable o razonable para la producción de Irak", precisó, y agregó que una porción de 6 millones de bpd sería demasiado baja.

Irak fortaleció su postura para cualquier futura negociación cuando acordó una serie de tratados que podrían aumentar su capacidad de producción a alrededor de 12 millones de bpd en 7 años a partir de los actuales 2,5 millones de bpd.

Precios del petróleo. La reciente caída en los precios del petróleo no está relacionada con los fundamentos del mercado de la oferta y la demanda, pero está conectada con la crisis financiera de Europa, dijo Shahristani.

Los precios del petróleo cotizaban el jueves a alrededor de US$74 por barril, cerca de la parte inferior del rango de US$70 a US$80, que muchos en la OPEP han dicho que es justo tanto para productores como consumidores.

El precio del barril cayó a menos de US$70 esta semana, un nivel demasiado bajo para fomentar la inversión en futuros proyectos para impulsar capacidad, según Shahristani.

"Lo que notamos en los últimos días es la volatilidad en el mercado, que no necesita ninguna interferencia de parte de la OPEP por el momento", afirmó.

El grupo seguiría vigilando la volatilidad del precio del petróleo para ver si los precios se mueven con tendencia a la baja antes de tomar cualquier acción", precisó el ministro.

"Creo que el mercado del petróleo se corregirá y los precios volverán a donde estaban hacen dos o tres semanas (...) a menos que la crisis se agrave en Europa", añadió.

La OPEP ha dejado su techo de producción sin cambios durante más de un año, desde que anunció un recorte récord de su suministro de 4,2 millones de bpd en diciembre del 2008, para enfrentar la recesión económica mundial.

Shahristani dijo que no espera ningún cambio en los niveles de bombeo de la OPEP en octubre, cuando en la próxima reunión del grupo se hable sobre política de producción, si los precios del crudo y el suministro y la demanda se mantienen en los niveles actuales.