Viena. El ministro de Relaciones Exteriores de Irán se reunió el domingo con el jefe de la agencia de supervisión atómica la ONU para discutir una oferta de intercambio de combustible nuclear, que podría ayudar a Teherán a distender su disputa con Occidente.

El ministro Manouchehr Mottaki y Yukiya Amano, jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica discutieron la propuesta de intercambio de combustible y hablaron sobre posibles formas de implementarla, sostuvo la IAEA (por sus siglas en inglés). "La reunión se realizó en una atmósfera de negocios",  agregó en un comunicado, sin dar más detalles.

En octubre, Irán accedió en principio a enviar su uranio bajamente enriquecido al extranjero para que sea procesado aún más, pero luego dijo que el intercambio debería "realizarse dentro de su territorio y de manera simultánea".

Estas condiciones han sido rechazadas por Francia, Estados Unidos y Rusia - otras partes en el acuerdo apoyado por la IAEA - porque consideran que al carecer de su forma inicial el acuerdo no ayudaría a fomentar la confianza.

Las potencias de Occidente creen que la república islámica está intentando desarrollar una bomba atómica.

Antes de reunirse con Amano en Viena, Mottaki dijo a la televisión estatal que las negociaciones serían "decisivas y detalladas". "La IAEA (...) puede jugar un papel más constructivo", dijo Mottaki. "Nosotros creemos que el intercambio de combustible puede crear una confianza multilateral", agregó.

El enviado de Estados Unidos a la IAEA acogió las negociaciones. "(Esta es) una buena oportunidad para que la IAEA exprese sus preocupaciones a Irán directamente", dijo Glyn Davies.

Washington está buscando apoyo de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para aprobar una nueva ronda de sanciones contra Irán.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, hablaron por teléfono el sábado sobre los esfuerzos de Washington en el Consejo de Seguridad, informó el Gobierno en Moscú.

"Los ministros mantuvieron una discusión detallada sobre la actual situación en torno al programa nuclear de Irán, y señalaron que deben tomarse más medidas en consenso, tomando en cuenta a los miembros del grupo de los 'seis'", declaró, refiriéndose a los cinco miembros con derecho a veto en el consejo, además de Alemania.

Mottaki también está de visita en Viena para convencer a los miembros del Consejo de Seguridad de que no aprueben una nueva ronda de sanciones contra Irán. Austria será parte del consejo hasta fines de mes.