Madrid. Un día después que Apple anunció el retraso en la venta del iPad fuera de Estados Unidos producto de la alta demanda, se conoce un curioso problema que enfrenta el dispositivo: el gobierno de Israel decidió prohibir su venta en el país.

Según informa el sitio Vanguardia.es, el Ministerio de Comunicaciones ha bloqueado la importación de iPad a Israel y ha dado orden a la autoridad aduanera de confiscar cualquier tableta de Apple que se intente introducir en el país.

La decisión, tomada por el personal de ingeniería del ministerio, se basa en las pruebas de idoneidad realizadas al dispositivo que, según afirman, demuestran que la capacidad WiFi del dispositivo no se adecua al estándar inalámbrico israelí.

La publicación precisa que los responsables de la prohibición añadieron que aunque las regulaciones israelíes Wi-Fi son similares a las normas europeas, no son compatibles con las normas americanas, que permiten un menor consumo de energía.

El ministerio ha pedido toda la información pertinente sobre iPad al distribuidor israelí de productos Apple, iDigital, con el fin de aprobar la entrada de las codiciadas tabletas de Apple.