Milán. Enel, la mayor empresa de electricidad de Italia, dijo este miércoles que completará una serie de ventas de activos este año, incluyendo una participación en su unidad renovable Enel Green Power, con el fin de reducir su deuda y mantener su calificación crediticia.

La venta de la red de alta tensión de su unidad Endesa en España a Red Eléctrica se cerrará en junio-julio, mientras que la de distribución de gas en ese país se venderá durante el año, afirmó el presidente de finanzas de Enel.

"Ya hemos enviado la carta a los bancos para participar en el concurso en el proceso de Oferta Pública Inicial (OPI) de Enel Green Power (EGP), que se espera realizar a fines de septiembre o principios de octubre", explicó Luigi Ferraris en una conferencia telefónica sobre los resultados trimestrales.

Enel, la empresa eléctrica más endeudada de Europa, apunta a reducir su deuda a 45.000 millones de euros a fin de año, desde 51.900 millones a fines de marzo.

La venta de una participación mayoritaria en EGP, que podría ser la mayor OPI del año en Europa, recaudaría unos 4.000 millones de euros.

"Otras desinversiones menores están en marcha para alcanzar el objetivo de 7.000 millones de euros de este año", comentó. Agregó que partió el proceso de venta de activos en Bulgaria.

La generación de 500 a 1.000 millones de euros de flujo de efectivo operacional este año también ayudará a alcanzar la meta de reducción deuda, explicó, aunque aclaró que el grupo se encuentra financieramente sólido y no necesita emisiones de bonos este año.

Márgenes. Enel reportó un aumento de 16% en sus ganancias estructurales del primer trimestre gracias a que la división española Endesa y las operaciones internacionales compensaron sus débiles ventas de energía a nivel doméstico.

Pero la empresa espera que el mercado italiano repunte este año. "Hay señales positivas (...) para una evolución positiva del mercado (eléctrico) italiano", dijo Ferraris, quien resaltó que si la demanda energética sigue creciendo como lo hizo en los cuatro primeros meses del año, los márgenes de Enel mejorarán.

Enel fue la última empresa de electricidad en superar los pronósticos del primer trimestre, luego de que la alemana RWE AG anunciara ganancias mayores a las esperadas el miércoles.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) fueron de 4.478 millones de euros, más que el promedio de pronósticos de 4.145 millones de euros, según Thomson Reuters I/B/E/S.

El martes, empresas europeas como la alemana E.ON y la francesa EDF se aferraron a sus metas de ganancias del 2010.