Tokio. Japan Airlines Corp se acercaba este viernes aún más a la quiebra al tomar US$1.600 millones en fondos de emergencia y con el gobierno listo para decidir cuándo la línea aérea empezará una reestructuración dirigida por el estado.

JAL, la mayor aerolínea asiática en términos de ingresos, pero con un valor de mercado más bajo que el mismo presupuesto de Skymark Airlines, presentará una solicitud de protección por quiebra el martes, dijeron fuentes a Reuters, como parte de una reestructuración que se está definiendo por un fondo respaldado por el Estado.

El ministro de Transporte Seiji Maehara se reunió con el primer ministro Yukio Hatoyama y dijo que el martes sería el día en que el fondo decidiría oficialmente darle apoyo a la aerolínea.

"Estamos haciendo todo lo posible para reducir la ansiedad y asegurar que ese día no provoque ninguna confusión", dijo Maehara a periodistas.

JAL, hundida en pérdidas y agobiada por US$16.000 millones en deuda, postuló en octubre al Enterprise Turnaround Initiative Corp of Japan (ETIC), una entidad con respaldo del Gobierno que puede tomar fondos con respaldo del Gobierno para rescatar a compañías en problemas.

Se espera que ETIC tome una decisión oficial la semana próxima para ayudar a la aerolínea con dinero público después de que presente lo que podría calificarse como la sexta mayor quiebra de Japón.

JAL anunció este viernes que había conseguido 145.000 millones de yenes (US$1.600 millones) en fondos remanentes de una línea de crédito por 200.000 millones de yenes entregada por el estatal Development Bank of Japan, indicando que estaba acumulando efectivo de emergencia.

"Nos estamos preparando para poder realizar los desembolsos necesarios cuando sea necesario", dijo Satoru Tanaka, portavoz de

Japan Airlines International, que maneja los vuelos domésticos y en el exterior, y JAL Capital, que recauda los fondos operacionales, están entre las unidades que también solicitarán la protección por quiebra y serán parte del rescate, dijo una fuente cercana al tema.