Japón anunció este domingo un plan de rescate por más de US$2.200 millones para evitar la posible quiebra de Japan Airlines (JAL). La ayuda representa el doble que el crédito de US$1.100 millones que el Banco de Desarrollo de Japón (DBJ) ofreció en noviembre pasado, como una medida preventiva para salvar de la bancarrota a la aerolínea. 

El rescate de Japan Airlines, la principal compañía aérea de Japón, fue acordado por el viceprimer ministro japonés Naoto Kan, el ministro de Transportes, Seiji Maehara, y otros funcionarios, durante una reunión en la oficina del primer ministro Yukio Hatoyama.

"Con la medida anunciada creo que probablemente no habrá problemas para el financiamiento, aún si aparecieran varias formas de inquietud por el crédito", destacó el ministro de Transportes, en relación a otras ofertas de apoyo para la empresa.

Además del rescate, JAL llevaba a cabo negociaciones con otras aerolíneas para recibir una inyección de capital, considerando a Delta Airlines como un socio potencial, superior a su actual aliado de mercadotecnia American Airlines, consignó El Financiero.