Singapur. Japón prevé comprar hasta un millón de toneladas de maíz sudamericano este año, la mayor cantidad adquirida por Tokio a proveedores que no sea Estados Unidos en más de una década.

El país asiático, el mayor importador mundial de maíz, reservó desde enero unas 300.000 toneladas de Brasil y de Argentina, y los operadores anticipan que habrá más negocios ya que los procesadores buscan alternativas para evitar los problemas de calidad del maíz estadounidense.

"Tuvieron problemas con el clima en tiempos de cosecha en Estados Unidos", dijo un operador de granos en Singapur.

"Los japoneses que necesitan maíz de alta calidad tienen que buscar otros orígenes y Sudamérica posiblemente va a tener una buena cosecha este año", agregó.

Japón, que anualmente destina entre 10 y 12 millones de toneladas de maíz a su industria alimentaria, ha comprado casi toda esa cantidad en Estados Unidos, excepto en 1998 cuando los envíos desde Argentina subieron a 1,2 millones de toneladas.

"Los productores de alimentos de Japón no están muy satisfechos con la calidad del maíz estadounidense", dijo Nobuyuki Chino, presidente de la firma de comercio Unipac Grain en Tokio.

"En conjunto, digamos que serían menos de un millón de toneladas de Sudamérica y el resto de Estados Unidos", agregó.

Mejor calidad. Un importador de maíz surcoreano renegoció los términos de al menos un cargamento de maíz comprado en Estados Unidos en medio de los temores sobre la menor calidad de ciertas cosechas el pasado otoño, dijeron operadores estadounidenses la semana previa.

Otros importadores en Corea del Sur y Japón también estaban en negociaciones para aumentar la calidad de sus compras, buscando adquirir un maíz número dos de mayor calidad en lugar que el número 3 que habían acordado inicialmente.

Los suministros de maíz estadounidense de mayor grado son más ajustados que lo regular este año debido a que el clima lluvioso el otoño pasado obligó a muchos agricultores a cosechar menos grano maduro en una humedad mayor a la normal, factores que disminuyeron el valor alimenticio del maíz.

Al mismo tiempo, condiciones de crecimiento casi perfectas apuntalaron las perspectivas de buena calidad y plenos suministros de Brasil y Argentina.

"La calidad del maíz del hemisferio sur es mejor en términos de contenido de proteína", dijo Chino. "El maíz sudamericano está en algún punto entre 8,0 y 8,5% (de contenido proteico) aunque el estadounidense en algunos casos es menor al 7%", agregó.

La cosecha de maíz de Argentina en el 2009/10 está prevista en 19,3 millones de toneladas, casi 5% más que la perspectiva anterior, gracias a que las ideales condiciones climáticas, dijo la Bolsa de Cereales de Buenos Aires la semana pasada.

Argentina es el segundo proveedor mundial de maíz tras Estados Unidos, aunque una fuerte sequía la temporada pasada llevó a que la cosecha cayera a 12,6 millones de toneladas.

Igualmente, Japón seguirá dependiendo de Estados Unidos para gran parte de sus compras de maíz debido a los costos más altos de transporte, restricciones de exportación y problemas de infraestructura portuaria en Sudamérica.