-¿Quiénes compran hoy helicópteros en América Latina?

-Hay tres grandes familias de clientes: los que vienen desde el lado institucional, es decir, gobiernos, fuerzas armadas o ministerios de Seguridad o del Interior; clientes comerciales, como empresas que prestan servicios a las grandes industrias como la minera o de servicios de transporte de pasajeros; y la tercera familia es la que viene del mundo privado o empresas que los adquieren para mover ejecutivos de sus organizaciones.

-Dentro de esas "familias", ¿cuál es el que más ha crecido y con mejor proyección?

-El cliente institucional, es decir, son los gobiernos son los que más han crecido en compras y los que a futuro se ven con más desarrollo. Los gobiernos de la región son nuestros nuevos mejores amigos.

-La puesta en marcha de este nuevo centro operativo en Chile, ¿representa una nueva estrategia?

-Airbus está presente en Latinoamérica hace más de 40 años, pero fue en 2001 que decidimos instalarnos en la región físicamente, con una inversión propia. Hace dos años tomamos la decisión de construir estas nuevas instalaciones en el Aeródromo de Tobalaba (Chile) y lo hacemos porque aún vemos una importante plaza de crecimiento. Y cuando hablamos de crecimiento, estamos proponiendo a nuestros clientes que el mercado que desarrollamos tiene los mejores estándares de Airbus. Prioridad en seguridad y calidad.

-Aumentar productividad, ¿también fue un motivo?

-Segundo motivo importante es la productividad, la eficiencia operacional y, entonces, la económica. Porque también queremos ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio posible, en el tiempo más corto posible y de la forma más económica. Este nuevo posicionamiento nos ha permitido organizar mucho mejor los puestos de trabajo, el sistema de gestión, la forma de trabajo de los equipos, ya que este cambio de casa no es solo un cambio de instalaciones, sino también en la forma de trabajar.

-Es en Chile donde deciden comenzar esta nueva etapa de Airbus Helicópteros. ¿Qué características encontraron en el país que no vieron en otro de la región?

-Dos elementos fundamentales. El primero de ellos es la cantidad de helicópteros que vuelan en el país. Hoy contamos con 130 aparatos en funcionamiento en vuelo, lo que significa que tenemos la responsabilidad de poder ofrecer a estos clientes un servicio de proximidad. Un elemento importante es analizar dónde tenemos a los clientes volando.

La segunda parte de la respuesta viene del entorno. Como empresa siempre nos ha gustado instalarnos en un entorno que sea positivo, amigable también para el desarrollo del negocio, y ese el caso de Chile. Tanto en el pasado como hoy, el país nos ha permitido construir una base regional y nos da la facilidad de gestionar nuestra actividad. Es un país de helicóptero; es un país que sabe de helicópteros.

-A pesar de que se podría considerar a Chile un mercado de menor tamaño si lo comparamos con Argentina o Brasil, por ejemplo.

-Vemos promedios y se aplica para Chile una correlación casi directa entre el nivel de desarrollo de un país y la cantidad de helicópteros volando en este. Chile, por ejemplo, a través de la actividad minera, ha requerido muchos helicópteros. Dato aparte, hoy en América Latina, Chile es el tercer país para Airbus en cantidad de helicópteros, y dentro del Cono Sur es el primero (Chile, Argentina y Uruguay).

ELEMENTO POLÍTICO

-Airbus tiene presencia en Latinoamérica desde hace 40 años. ¿Cómo han visto la evolución del mercado regional de venta de helicópteros?

-Es interesante el indicador de que el número de helicópteros por habitantes va de la mano con el crecimiento económico de un país. Eso es una condición genérica que hemos observado en el mundo. Por ello, con el desarrollo de América Latina hemos visto crecer el número de helicópteros. Obviamente hubo momentos donde la actividad ha tenido índices más altos, pero en general ha ido creciendo y vemos que va a seguir por el mismo camino.

-Se trata también de un mercado con creciente competencia. ¿Que elementos posee Airbus para diferenciarse de sus competidores?

-Antes que todo, que somos Airbus, es decir, esta es una filial 100% de Airbus global. No se habla con un representante, sino que se establece una relación más directa con el fabricante, dejando de lado a intermediarios, lo que le entrega una certeza de que el servicio es el mismo que en Europa u otra parte del mundo. En este negocio donde lo principal es eminentemente técnico y complicado, permite a nuestros clientes contar con la información de primera fuente.

-¿Qué país de la región hoy tiene elementos que llaman la atención de Airbus Helicópteros?

 -Perú es un buen ejemplo de eso. Es un país que debido a su actividad minera ha estado muy dinámico y con ello hemos visto un crecimiento de nuevos helicópteros en el país. Por ejemplo, hemos entregado una serie de helicópteros para dar servicios a una mina de cobre al lado de Cuzco.

-¿El elemento “político” se considera en el desarrollo de sus actividades?

-Sí, en cuanto a Perú. También es el caso de Bolivia donde, en función de la evolución política del país, quizás en el futuro podríamos ver ahí ciertos desarrollos.

-¿En qué sector están trabajando en Bolivia?

-Bolivia es un país donde hemos entregado una cierta cantidad de helicópteros a la Fuerza Aérea, que hoy cuenta con doce helicópteros Airbus, y creemos que el mercado comercial va a seguir la misma lógica que hemos comentado.

SOCIO ESTRATÉGICO

-¿Cómo ha sido su relación con Brasil?

-De los 1.400 helicópteros destinados por Airbus para América Latina, 700 de ellos están destinados a Brasil.  El mercado brasileño es un continente dentro de un continente, y eso explica que Airbus tome la decisión de instalarse ahí con una fábrica. Y digo fábrica porque justamente la demanda del mercado es tan grande, que nos da la capacidad para construir los helicópteros que necesita el mercado local. Brasil es un buen ejemplo de una historia exitosa para nosotros, donde una empresa toma la decisión de invertir para no solo proponer productos, sino también para proponer una solución completa, global a un país, y junto con ello posicionarse más como un socio estratégico.

-México es otro mercado de importancia.

-Sí, en México la dinámica es muy similar a la de Brasil. Ciudad de México y el mercado de América Central cuentan con 400 helicópteros, y casi la mitad de estos están volando en México. 

-¿Qué ocurre con los países donde no tienen presencia y no han desarrollado un mercado fuerte? ¿Colombia, por ejemplo? ¿Hay planes futuros ahí?

-Siempre Airbus está mirando hacia adelante, analizando las proyecciones en diferentes mercados y creando nuevos mercados. Un ejemplo concreto es Argentina. Vemos que es un país con mucho potencial, porque cuentan con menos helicópteros que Chile, siendo un país más grande que su vecino. Y por eso estamos abriendo una oficina en Argentina. Esperamos que a principio de 2019 tengamos personal propio en Buenos Aires.