El banco JPMorgan Chase anunció un acuerdo por el que pagará US$410 millones a la Comisión Federal Reguladora de la Energía de EE.UU.  (FERC) para cerrar una investigación por una presunta manipulación del mercado eléctrico.

El acuerdo supone que una de las filiales del mayor banco de EE.UU., JPMorgan Ventures Energy  (JPMVEC), pagará esa cantidad sin admitir o negar infracciones legales, según indicó la entidad en un comunicado.

El pago incluye una multa de US$285 millones y la devolución de US$125 millones de “beneficio injusto”, según detalló por su parte la FERC.

El caso se remonta a 2011, cuando la FERC emprendió una investigación sobre las supuestas prácticas comerciales del banco respecto a varias plantas de generación eléctrica de las que se hizo cargo dentro de la adquisición de Bear Stearns en 2008.

Las presuntas prácticas, denunciadas inicialmente por la entidad operadora de la red eléctrica de California, se habrían producido en ese estado y otros del Medio Oeste de Estados Unidos.