Cada nueva tienda de Juan Valdez es una buena noticia para los 563.000 pequeños productores de café que son parte de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. La marca, que cumplió 54 años hace poco, es la única marca de café de relevancia internacional que está en manos de los productores.

La expansión de las tiendas Juan Valdez empezó recién en 2011 por medio de un modelo de franquicias. De esta manera ya se han abierto más de 200 tiendas alrededor del mundo. En México será operado por Kaffeehaus, un grupo de inversionistas que cuenta con una amplia experiencia en el mercado de alimentos y bebidas. Pero no trabajarán en un territorio virgen. Starbucks opera desde 2002 en el país. Tiene 360 tiendas y, aunque no es el líder en cantidad de puntos de venta, sí lo es en ingresos. Su competidor principal es Italian Coffee (390 tiendas) que maneja un concepto de locales mucho más pequeños y sencillos. Detrás corren The Coffee Factory, Café Punta del Cielo, Café La Finca Sta. Veracruz, La Selva Café, Coffee House y destaca Cielito Querido Café (31 tiendas y uno de los conceptos más exitosos).

Para Juan Delgado, director general de Operadora Kaffeehaus, tal competencia es buena.  “Nuestro interés por entrar en México, dice, deriva de que hoy existe un mercado de consumidores cada vez más sofisticado y exigente, con mayor conocimiento y sobre todo que saben distinguir la calidad de un café premium como el de Juan Valdez”.

La tienda, ubicada en la zona empresarial de Santa Fe, es la primera de tres que están planeadas para este año. “Queremos ofrecerles a los mexicanos una experiencia inolvidable, centrada en un gran servicio, calidez por parte de los baristas, y valor agregado en cada producto”, dice Delgado. Y hay espacio para crecer. El consumo de café por persona en México pasó de 0,7 a 1,4 en los últimos 10 años; no obstante, todavía es un 66% menor que en EE.UU.