Kimberly-Clark Corp, fabricante de productos para el hogar, respaldó su meta de ganancias ajustadas del 2010 y dijo que ve un incremento de utilidades en un dígito mediano o alto y un aumento de ventas del 3 al 5% hasta 2015.

La firma, más conocida por sus pañuelos Kleenex y sus pañales Huggies, también delineó un plan para ahorrar US$400 a US$500 millones del 2011 al 2013, gracias a prácticas prolijas de producción y cadena de abastecimiento y a la formación de una organización global de suministros.

El programa de recorte de costos que lleva adelante la firma desde el 2008 hasta el 2010 habría de ahorrar US$400 a US$450 millones, frente a su objetivo original de US$350 a US$450 millones.

La firma redujo su meta de gasto a largo plazo a entre 4,5% y 5,5% de las ventas netas, desde un rango previo de 5% a 6%.

Kimberly-Clark, que planea concentrarse en mercados de rápido crecimiento como China, Rusia y América Latina, ve ganancias ajustadas de 4,8 a 5 dólares por acción para el año fiscal 2010.

Sus acciones cerraron el viernes a US$61,43 en la Bolsa de Nueva York.