Santiago. Kingston Technology, el fabricante independiente de productos de memoria líder a nivel mundial, anunció que sus ingresos globales del 2009 ascendieron a US$4.100 millones, lo que representa un aumento de US$100 millones en relación con el 2008.

El modesto incremento de Kingston se atribuyó al alza en el precio promedio de ventas, a la fuerte demanda por parte de clientes corporativos y consumidores, y a la entrada de la compañía en el mercado de unidades de estado sólido (SSD). El aumento de ingresos marca un cambio respecto al año anterior, cuando la oferta excesiva de chips y la débil economía mundial condujeron a la desaceleración de la industria de memoria.

“Al igual que muchas industrias, el mercado de memoria tuvo una ligera recuperación financiera el año pasado, y Kingston se pudo beneficiar del alza general en el precio de las memorias DRAM y Flash”, dijo John Tu, cofundador de Kingston. “Asimismo, expandimos nuestra línea de productos cuando entramos en el mercado de SSD a principios del 2009, y en los primeros 12 meses nos hemos posicionado con fuerza dentro esta difícil área”. 

“Hace exactamente un año enfrentábamos un mal momento. Nuestra compañía tuvo la suerte de contar con algunas oportunidades a nuestro favor”, dijo David Sun, cofundador de Kingston. “Gracias al apoyo de nuestros empleados, socios, proveedores y clientes pudimos superar esos tiempos difíciles y vislumbrar un mejor futuro. Nos sentimos muy contentos de estar donde estamos”.

Resultados en Latinoamérica. Carolina Maldonado, vicepresidenta de Ventas y Mercadotecnia para América Latina, anunció que la región también presentó resultados positivos, mostrando un crecimiento de 4% en las ventas totales, con respecto al año anterior.

Hablando particularmente de memoria ValueRAM, Kingston América Latina reportó un incremento de 10% en número de unidades vendidas, en relación a lo ocurrido el 2008.

Al respecto, la ejecutiva afirmó: “durante este período logramos mantener nuestra fortaleza en los segmentos de memoria propietaria y memoria flash gracias al apoyo, trabajo y preferencia de nuestros clientes y socios de negocio en la región. Esto nos motiva a mantener y optimizar las relaciones con nuestra cadena de distribución. Al mismo tiempo, nos permiten extender cada vez más nuestra presencia en el mercado latinoamericano”.

Para Kingston, la región Cono sur fue menos afectada que otras partes del mundo, y  dejó ver algo de recuperación económica sobre todo en la segunda mitad del año,  desde la marcada caída ocurrida a finales del año 2008. Las  ventas de Kingston durante el 2009 crecieron un 16% en Cono Sur. Además de la demanda de los clientes para con todos los productos Kingston, la recuperación de los precios de los chips en el mercado de memoria fue clave.

La cifra de ingresos para el 2009 representa el segundo año de mayores ventas a nivel mundial para Kingston Technology desde que inició operaciones en octubre de 1987. El año de mayores ventas para Kingston fue el 2007, con ingresos de US$4.500 millones. Kingston llegó a la marca de US$1.000 millones en ventas globales en 1995, la cual superó en el 2004 con US$2.000 millones y nuevamente en el 2005 con US$3.000 millones.