El grupo constructor y de ingeniería Comsa Emte sigue ganando peso en Latinoamérica, donde recientemente ha logrado dos contratos públicos para mejorar las redes de agua potable y residual de dos ciudades de Perú por valor de 51 millones de euros (unos US$67 millones).

En el mayor de estos contratos, por un importe de 34 millones (US$44,6 millones), Comsa Emte se encargará de la rehabilitación de las redes de agua potable y del alcantarillado del distrito de Comas, en Lima, la capital peruana, han informado a Efe fuentes de la compañía catalana.

La constructora ejecutará estas obras, que durarán unos veinte meses, en consorcio con la empresa local MPM.

Los trabajos comprenden la sustitución de parte de la actual red de suministro de agua potable, con la instalación de 12 kilómetros de nueva canalización, la sustitución de 106 kilómetros de tubería y la reforma de 17.162 conexiones domiciliarias.

La mejora de la red de alcantarillado abarca el reemplazo de 97 kilómetros de tubería, 400 pozos y 12.385 conexiones de desagüe de particulares.

En Sicuani, la segunda localidad de mayor importancia del Departamento de Cuzco, la entidad municipal encargada del servicio de saneamiento ha adjudicado a Comsa Emte un contrato para mejorar el abastecimiento de agua, el alcantarillado y el tratamiento de las aguas residuales de esta ciudad.

En este caso, el proyecto tiene un presupuesto de 17,3 millones de euros (US$22,7 millones) y un plazo de ejecución de un año.

Las obras incluyen la ejecución de 52 kilómetros de líneas de abastecimiento y saneamiento, la creación de dos grandes depósitos y la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales con capacidad de 6.800 metros cúbicos diarios.

Ya hace años que Comsa Emte opera en Perú, donde también desarrolla proyectos sanitarios y de ingeniería en distritos como Llata, Margos, Monzón o Pomacocha

Así, en el campo de la ingeniería eléctrica, la Empresa de Distribución Eléctrica de Lima Norte (Edelnor), participada por la española Endesa, ha asignado a Comsa Emte el servicio integral de las instalaciones de media y baja tensión en la zona Norte Chico, que engloba las provincias del departamento de Lima ubicadas en la parte norte del mismo.

El grupo que preside Jorge Miarnau asumirá este importante servicio, que tiene un presupuesto de 60 millones de euros (US$78,8 millones), en consorcio con la empresa Ingedisa y durante un período de cinco años.

Comsa Emte, además, prevé finalizar próximamente la construcción del nuevo centro de proceso de datos de BBVA Continental, edificio situado en el distrito de San Isidro, en Lima, que supondrá una inversión de 5,7 millones de euros (US$7.48 millones).

En total, la empresa desarrolla actualmente obras en Perú por un valor superior a los 120 millones de euros (US$157,6 millones).

Comsa Emte ha cerrado 2012 con una facturación de 1.767 millones de euros, 18% menos que en 2011, debido principalmente a la caída de la inversión en obra pública en España.

La contratación exterior, en cambio, ha seguido creciendo, hasta alcanzar los 633 millones de euros, 2% más que en 2011.

Ante la difícil situación del mercado español, la compañía ha decidido apostar por los mercados internacionales, reforzando su presencia en países como Turquía y Francia, así como en el norte de África y en Latinoamérica, donde está presente en México, Brasil, Argentina, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Uruguay.

Comsa Emte estructura su actividad en torno a tres grandes áreas de negocio -infraestructuras e ingeniería, servicios y tecnología y concesiones y energías renovables- y cuenta con una plantilla de más de 10.000 trabajadores.