Florida, ubicado al sur de los Estados Unidos, se ha convertido en una opción de inversión para muchos latinoamericanos y europeos.

Un condominio en Miami, como se llama una propiedad en un edificio, es un proceso fácil para los venezolanos. Esto se ha convertido en una opción, para que muchos venezolanos inviertan sus recursos en la adquisición de propiedades, que según lo destacan los expertos prefieren pagar en efectivo.

En el estado de la Florida, los venezolanos representan 7% de los compradores de viviendas, invirtiendo en promedio entre US$200.000 y US$300.000. Al menos el 20% de ellos han comprado viviendas con precios superiores a los US$500.000, según las cifras de la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios, de Estados Unidos.

La organización destaca que los venezolanos están a nivel mundial, en tercer lugar entre los compradores en Estados Unidos, representando el 11% del mercado, solo superado por los brasileños con el 14% y canadienses con el 16% .

"En Miami, por lo que compras en Venezuela un modesto apartamento, puedes adquirir un condominio de lujo" indicó Carolina Pappe, joven emprendedora venezolana que tras siete años como promotora inmobiliaria en el área, ha constituido su propia empresa llamada Habitare International Realty.

Pappe destacó, que en Estados Unidos, la mayoría de los venezolanos para instalarse con sus familias prefiere adquirir casas sin embargo, para hacer una inversión, compra apartamentos. 

Nosotros orientamos a los compradores, podemos también colocarlos en un inmueble usado. Sin embargo la prioridad es presentarles la alternativa, que vuelve a ser opción en La Florida, de adquirir viviendas en pre construcción, esta oferta ha tomado mucho auge en los últimos dos años con la mejora en la economía estadounidense tras la burbuja financiera, que generó la debacle económica.

Muchas de las viviendas que se iniciaron en ese periodo quedaron inconclusas y tanto los promotores como los bancos mantuvieron todo ese inventario, unas 60.000 unidades, en tres condados.

Sin embargo, desde el 2008 se han ido vendiendo las propiedades, y actualmente hay en el área unos 5.500 condominios en oferta. Entre los compradores ha habido una combinación de clientes, pero en su mayoría son de afuera.

Miami se ha consolidado como la capital de los negocios internacionales, aseguró Carolina Pappe, pero actualmente tiene una nuevo auge, con todas las construcciones que se han hecho, que la han convertido en un área turística con actividad todo el año, lo que representa un nuevo encanto para la venta de inmuebles.

Los que más invierten, afirmó la empresaria, son los brasileños, venezolanos, colombianos, argentinos, mexicanos, canadienses y rusos. Inclusive hay preferencias en cuanto a ubicación, los compradores, estos tienden a concentrarse en ciudades de acuerdo a sus nacionalidades, por ejemplo a los venezolanos prefieren Doral ubicado en el condado de Miami Dade y en el condado de Browardse residencian en West, mientras los rusos prefieren Sunny Isles.

La oferta. Habitare, ofrece propiedades en los tres condados del Sureste de Florida, Miami-Dade, Palm Beach y Broward, sin embargo sus principales propuestas están en Miami Dade en las ciudades de Miami, Coral Gables, Aventura, Sunny Isles Beach, Doral y Miami Beach, la zona de Brickell y Edgewater en el Down Town, y el centro de Miami.

La facilidad que tiene un venezolano que invierte en una propiedad en Miami, refirió, es que luego de pagar el 50% de su inmueble, puede solicitar un crédito bancario lo cual facilita el proceso de cancelación. Destacó Carolina, que "luego de aprobada el préstamo, la entidad financiera entrega al comprador su título de propiedad, con ello nuestro cliente puede alquilarlo, de lo cual nos encargamos nosotros, lo cual facilitará el proceso de pago tanto de la hipoteca bancaria, como del condominio y los impuestos nacionales, y siempre le quedan recursos a los propietarios, los cuales depositamos en su cuenta".

En Estados Unidos el propietario, tiene la garantía de poder desalojar su vivienda en un máximo de tres días, aclaró, si por algún motivo el inquilino no cumple con sus obligaciones, con ello el inversionista, tiene la garantía de no perder su propiedad.

En el prospecto de ofertas hay viviendas a partir de US$200.000, dependiendo de la ubicación, el metraje y cantidad de habitaciones, y si tienen vista al mar son más caras, todas las propuestas tienen piscina, muchas de ellas spa y gimnasio.

En las propuestas de superlujo inclusive hay un condominio en el que el vehículo se estaciona al lado del apartamento. También los hay con servicio de comida incluido y lavado de lencería, todo ello para que quién disfruta unas vacaciones no tenga que trabajar mucho.