Santiago de Chile. El vicepresidente ejecutivo de grupo Latam Airlines, Enrique Cueto, aseguró este jueves que la aerolínea Lan Chile seguirá operando en Argentina, pese a los problemas que ha tenido con organismos gubernamentales de ese país.

"Vamos a seguir operando en Argentina y en Aeroparque (aeropuerto bonaerense Jorge Newbery) mientras podamos, aunque sea sin hangar", subrayó Cueto durante un seminario del Instituto chileno de Administración Racional de Empresas (Icare).

"Cada país tiene su complejidad", señaló Cueto, que añadió que "estamos en Argentina y vamos a estar siempre en Argentina. En todos los países hemos tenido algún tipo de problema. En Argentina nos ha tocado últimamente más, pero estamos tranquilos y por sobre todo preocupados del servicio".

Esta semana el gobierno argentino notificó a algunas aerolíneas que operan en Aeroparque que deberían desalojar el hangar que ocupan en el terminal, situación que, de concretarse, derivaría en "despidos masivos" en LAN Argentina, según dijeron trabajadores de la aerolínea al periódico chileno Diario Financiero.

Según este medio, el viceministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, dijo a representantes del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), que el desalojo del hangar se debe a remodelaciones que se harán en el aeropuerto, donde se habilitarán nuevos estacionamientos para aeronaves.

Las autoridades argentinas habrían ofrecido a las aerolíneas la posibilidad de acomodar hangares en el aeropuerto de Ezeiza, pero LAN Argentina habría respondido que si ocurre esto tendrán que efectuar despidos masivos.

La filial argentina de LAN tiene 3.000 trabajadores y sus operaciones en ese país representan el 9,2% de los ingresos de Latam Airlines, que nació en 2012 por la fusión de Lan con la brasileña TAM

Según fuentes sindicales argentinas, 1.500 trabajadores de LAN serían afectados si la aerolínea debe abandonar Aeroparque.

"LAN estaba negándose a negociar los plazos, la modalidad y los alcances que le ofrecían. Desde el gobierno respondieron que no estaban dispuestos a ser extorsionados por la compañía", dijo al Diario Financiero Pablo Biró, presidente de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (Apla), de Argentina.

Los trabajadores, agrupados en la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (Fapa), celebraron una asamblea general extraordinaria para analizar la situación, tras la cual el gobierno les confirmó el desalojo de hangares por arreglos.

"Las autoridades de Economía nos comentaron que esta medida no debería significar que las compañías echen gente ni mucho menos que las empresas achiquen sus operaciones", aseguró Pablo Biró.

Este jueves, Enrique Cueto aseguró en Santiago que no habrá despidos en Argentina y que están conversando con las autoridades, puntualizando, de paso, que "el hangar es un tema técnico, no nos afecta".

El actual no es el primer problema que ha tenido LAN en Argentina: a mediados de mayo Intercargo, la empresa estatal de servicios de mangas le suspendió la prestación luego que Lan se resistiera a aceptar un alza unilateral de tarifas de US$18 millones, que finalmente la compañía accedió a pagar.

También la aerolínea se ha quejado de que las autoridades rechazaron la incorporación de un Airbus 320 en reemplazo de un Boeing 767 que debía entrar en mantenimiento, lo que la obligó a reducir de siete a tres sus frecuencias semanales Buenos Aires- Miami, además de ver rechazadas solicitudes de algunas nuevas rutas.