Las sospechas de que la multitienda La Polar vendía prendas no originales o de segunda selección sin detallarlo a los clientes partieron en 2020, pero la situación estalló el año pasado.

Actualmente la tienda enfrenta acusaciones por parte del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) y de los representantes de algunas grandes marcas (entre ellas Columbia y Under Armour).

La empresa se defendió indicando que trabajó un modelo de negocio (outlet-off price) para que sus clientes accedieran a vestuario -adquirido en lugares oficiales alrededor del mundo- a buen precio.

En diciembre de 2022, además, lanzó una campaña con el concepto de que “las marcas viven en quien las usa”.

Nuevos detalles de acusaciones contra La Polar

El grupo Forus (que en Chile comercializa la ropa Columbia, entre otras) respondió a una demanda que le interpuso la multitienda por competencia desleal, detalló Diario Financiero.

El objetivo de La Polar, dijo Forus, era desviar con esa acción las acusaciones en su contra y que construyó teorías “conspirativas” con datos que no se ajustan a la realidad.

Under Armour, por su parte, abordó a los supuestos proveedores que La Polar afirmó tener en el extranjero, a los cuales les compraba a mejor precio para, supuestamente, vender así a valores más convenientes para los clientes.

La marca, según el citado medio, apuntó a que la firma de retail realizó tratos con GMG, proveedor pakistaní que comercializaba las prendas que producía Masood Textile (fábrica también pakistaní).

Sin embargo, Masood Textile dejó de tener relaciones con Under Armour en 2016 y no estaba autorizado ni siquiera para vender los saldos.

GMG habría dejado de estar vigente y sería una “empresa fantasma”.

En paralelo, cabe recordar, un documento que data desde principios de 2021 dejaría en evidencia que La Polar le admitió a una marca (Columbia) haber vendido productos no originales de esta misma.

Columbia no presentó acciones legales en esa oportunidad, ya que La Polar se comprometió a destruir los productos no originales; remarcando que hubo una adquisición de buena fe a un proveedor extranjero.

Foto: Unsplash.com