Bogotá. Más de US$450 mil millones invertirán los gobiernos latinoamericanos en infraestructura, entre 2011 y 2015, según arrojó un informe de la consultora especializada en el sector CG/LA Infrastructure. En el Reporte Latinoamericano de Infraestructura 2015, lanzado este lunes, se establece la proyección del mercado de infraestructura en la región para los próximos cinco años.

Los detalles del informe se darán a conocer en el marco del 8º Foro Latinoamericano de Liderazgo en Infraestructura, que se realiza en Bogotá, entre el miércoles y viernes de esta semana.

“Estos números representan una inversión media de poco menos del 2% del PIB en toda la región”, explica Norman Anderson, presidente y CEO de la compañía. Sin embargo, asegura que “debe ser visto como una llamada a las armas, cuando los competidores de todo el mundo están invirtiendo entre un 6% (India) y el 10% (China) de su PIB anual en infraestructura”.

La inversión real del PIB debiera ser superior al 4%, no obstante, pese a haber una serie de signos positivos en el horizonte, nada indica que la región aumentará drásticamente la inversión. Brasil y Colombia son los países que proyectan un incremento anual más fuerte, con 18% y 17,6% respectivamente. 

Proyecciones por país. Según el reporte la región sigue por un camino altamente conflictivo en cuanto a las inversiones de infraestructura, ya que si bien países como Brasil, Chile y Colombia registran un importante aumento de las inversiones, existe otro grupo con países como Argentina y Venezuela, donde los niveles son muy bajos.

Chile sigue superando a todos en la región, con una inversión de casi 6% del PIB en infraestructura, prevé un total de US$42 mil millones para el período, con aumento de la inversión en un promedio del 15,7% al año.

Con la oportunidad que representan los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial de Fútbol, Brasil debe ser la estrella de la región invirtiendo US$229 mil millones hasta 2015, con un nivel de aumento en 18% por año. En tanto que, Colombia se asoma como la estrella en ascenso, con inversiones en infraestructura estimadas en un total US$33,2 mil millones durante este período.

Mientras Perú registrará un incremento anual en torno al 15%, impulsado en gran medida por la evolución de la minería, con lo que logrará un total acumulado de US$22,2 mil millones. En tanto, México tendrá un aumento anual de 8%, alcanzando US$70,2 mil millones.

En el caso argentino, el aumento será mucho más escueto, ya que alcanzará el 2% por año, invirtiendo un total de US$17,9 mil millones hasta el año 2015. Para Venezuela es el único país grande de la región sin previsión de cualquier aumento en la inversión en infraestructura a través del período. La inversión debe ser de sólo US$10,6 mil millones en generación de electricidad, agua y transporte, en el período.

Inversiones por sector. El desempeño por sectores cambiará dramáticamente durante los próximos cinco años, detalló el informe. Se espera que para el 2015 la región muestre fuertes aumentos en los niveles de inversión en agua y saneamiento, alcanzando los US$17,7 mil millones, que equivale a un incremento del 52%.

Pese a ello, el transporte de superficie, sobre todo carreteras, ferrocarriles y vías navegables, seguirá siendo el sector que acumule más recursos. En transporte terrestre, se prevé una inversión de US$43,6 millones hasta 2015, que representa un alza de 32% de los niveles actuales. Mientras que en transporte público urbano, se espera que la inversión alcance los US$12,6 mil millones, un aumento de 44%, respecto de los niveles de 2010.

Los puertos y la logística, un sector que ha vivido un recientemente periodo de auge, alcanzan niveles de inversión de US$12,9 mil millones en 2015, la cifra representa un aumento del 31%.

Por último, en electricidad se estima un aumento del 18%, para que las inversiones alcancen los US$26,1 mil millones, tanto en generación, transmisión y distribución-