Paju, Corea del Sur. El fabricante de pantallas planas LG Display gastará US$1.300 millones para incrementar la producción y abastecer la robusta demanda, además de apostar por las ventas de televisores LCD premium para impulsar un fuerte crecimiento este año.

La industria del LCD disfruta de una demanda enérgica de pantallas planas de televisión gracias a las fiestas del Año Nuevo en Asia y acontecimientos deportivos como el próximo Mundial de Fútbol.

Pero recientemente han crecido los temores de que el sector pueda volver a estar saturado porque los fabricantes están incrementando de forma agresiva la producción.

"No estamos preocupados por el exceso de suministro en el segundo trimestre y el mercado estará bien, porque pese al incremento de la capacidad, los fabricantes de pantallas se están viendo en dificultades para satisfacer la demanda", dijo el presidente ejecutivo de LG Display, Kwon Young-soo.

El fabricante número dos del mundo de pantallas de cristal líquido dijo que la nueva línea, valorada en 1,5 billones de wones, que comenzará las operaciones desde la primera mitad del próximo año, producirá principalmente pantallas de gran tamaño para televisores.

Esta línea se suma a otra que está previsto que empiece a funcionar en la primera mitad de este año, y una planta de LCD por US$4.000 millones en China cuya aprobación aún está pendiente.

Juntas, las tres nuevas instalaciones incrementarán la capacidad mensual en aproximadamente 30% para 2012.

Las ventas mundiales de pantallas usadas en los televisores de LCD se incrementarán este año probablemente 40% hasta US$49.000 millones, según la firma de investigación iSuppli.

LG controla aproximadamente un tercio del mercado, según otra compañía de investigación, DisplaySearch.