El ministerio de Energía y Minas de Perú (MEM) afirmó que la meta es alcanzar 120.000 conexiones de gas natural anuales en Lima y Callao, superior a las 100.000 previstas, con el fin de acelerar la masificación del gas natural a nivel residencial.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, explicó que este es el objetivo de la norma publicada a inicios de agosto para mejorar la operatividad de la Concesión de Distribución de Gas Natural por Red de Ductos en Lima y Callao.

"Para el año 2016, el concesionario Cálidda debe tener como mínimo 450.000 conexiones en Lima y Callao, lo cual implica 100.000 conexiones anuales, ahora con la norma publicada estamos subiendo la meta para que se hagan de 115.000 a 120.000 conexiones anuales", declaró a la agencia Andina.

Resaltó que la norma tiene un criterio de inclusión social en el sector residencial, principalmente en los niveles socioeconómicos medio, medio bajo y bajo.

Indicó que la masificación del gas es un objetivo nacional que todos deben apoyar y por ello el gobierno ha dictado varias normas recientemente.

"Estamos buscando que se cree una política nacional de unidad de todos los peruanos para que se pueda ir a la masificación del gas y depender menos del diesel o del combustible importado, cuyos precios no controlamos", expresó.

Asimismo, Merino aseguró que se acelerará la masificación del gas natural ya que la norma estipula que las nuevas edificaciones deben incorporar instalaciones de gas.

En este sentido, afirmó que las municipalidades jugarán un rol principal ya que tendrán que acelerar los permisos para que las constructoras incorporen las conexiones de gas.

Recordó que las empresas concesionarias deben informar a los gobiernos locales, las zonas donde existe o puede existir infraestructura que permita brindar el servicio de distribución de gas natural por red de ductos en cada distrito.

Merino resaltó que también se publicó otra norma que establece los lineamientos obligatorios para el uso y adquisición de vehículos a Gas Natural Vehicular (GNV) por el Estado.

Además, se creó el Programa de Conversión Masiva de Vehículos a Gas Natural y en aquellos casos donde por razones técnicas y/o económicas no sea posible, optar por el Gas Licuado de Petróleo (GLP).