Latinoamérica tiene la oportunidad de crecer y competir mano a mano con los principales actores de la industria TIC del mundo, pero para ello es necesario un trabajo en conjunto.

Esa fue la principal conclusión de la XXII Cumbre Latinoamericana de Tecnologías de la Información de Aleti (Federación de Asociaciones de Latinoamérica, el Caribe y España de entidades de TI) que reunió en Santiago a los principales representantes de la industria de 19 países, para exponer y debatir los principales logros y desafíos de su sector. El evento fue organizado por el Grupo de Empresas de Software y Servicios (GECHS),

Mayor presencia. “Estamos en un mercado internacional en el que hay que competir. Un mercado de 4 trillones de dólares. La región en este momento tiene entre 5% ó 6% de esa cifra y debemos capturar una parte del negocio que nosotros no tenemos. Si no nos reunimos y hacemos bloques, seremos presa de otros que son más fuerte y que tienen más estrategias y políticas de estado”, aseguró el Presidente de ALETI, Jorge Cassino.

Similar opinión tuvo el Presidente de Gechs (Grupo de Empresas de Software y Servicios), Luis Stein, quien explicó que “tenemos muy clara la importancia de comenzar a trabajar en forma regional. Hay una cantidad de oportunidades espectaculares. A todos nos falta incorporar realmente las Tecnologías de Información que son el habilitador del desarrollo para nuestros países”.

Dentro de este esquema de trabajo en conjunto también se concluyó que no importa el tamaño del país para sumarse a este desafío, pues son las iniciativas propias y el apoyo que entregue cada gobierno lo que puede cambiar el destino de la industria de las Tecnologías de la Información.  

La próxima Cumbre Latinoamericana de Tecnologías de la Información se realizará en 2011 en Panamá.