ae brand lab

Máximo Cavazzani, de Etermax: “Nunca recibimos capitales de terceros y estamos orgullosos de eso. Ser unicornio no es una etiqueta que queramos hoy”

El emprendedor argentino, CEO de Etermax, creó dos de las apps móviles de origen latinoamericano de mayor alcance global: Apalabrados y Preguntados. Muchos aseguran que ya podría coronarse unicornio, pero eligió el modelo bootstrapping. Y en sus planes está expandirse tanto en nuevas geografías como en servicios.
Viernes, 05/11/2021 Cintia Perazo

La industria de los videojuegos es enorme no solo en términos de ingresos sino también en cantidad de usuarios. Según previsiones de la firma de análisis de audiencias Global Web Index a nivel mundial la cantidad de jugadores se disparará más allá de los 3.000 millones en 2024, y en cuanto a los ingresos anuales la empresa de juegos online Safe Betting Sites señala que este sector alcanzó los US$ 135.800 millones en 2020, y registró un crecimiento del 23% año tras año. Esta misma firma espera, además, que el mercado crezca otro 14% este año y alcance un valor de US$ 154.600 millones.

Hablando específicamente de los juegos móviles, Statista destaca que, en 2021, los dispositivos móviles fueron el segmento de juegos de mayor recaudación, por delante de las consolas y las PC. “Si bien había 1.700 millones de jugadores móviles en todo el mundo en 2021, se prevé que esta cifra supere los 2.200 millones en 2025. Con una audiencia en crecimiento, los ingresos del mercado de juegos móviles también experimentarán un crecimiento, con cifras que se espera que aumenten de US$ 109.000 millones a US$ 160.600 millones durante el mismo período”, aseguran desde Statista.

Al mismo tiempo, otro fenómeno impulsó más aún esta tendencia: el COVID-19. No hay duda de que la pandemia aceleró la transformación de varios sectores económicos y los cambios de hábitos. Y la industria del gaming no estuvo exenta, ya que los juegos móviles se consagraron como un medio no solo de entretenimiento, sino que también de conexión con los otros. El contexto permitió que esos procesos se aceleren y que la adopción de este hábito se dé más rápido de lo estimado.

Y frente a este escenario uno de los players más importantes en la región es Etermax. Esta empresa fue fundada por Maximo Cavazzani a sus 22 años, mientras estudiaba ingeniería. Hoy, 12 años después, esta firma tiene una valuación estimada de US$ 500 millones (dato no oficial), 500 empleados y presencia en seis países de la región.

Ser o no ser …. unicornio

La inversión de riesgo ha crecido drásticamente en América Latina desde 2016. Pasó de US$ 4.100 millones en 2020 a US$ 6.400 millones solo para el primer semestre de 2021, según la firma de data y análisis de venture capital LAVCA VC Data. Con esta tendencia ha surgido una multitud de nuevas empresas respaldadas por empresas en diversas geografías, sectores y etapas de inversión.

Las empresas emergentes de la región que alcanzaron valoraciones de más de US$ 1.000 millones y el estatus de unicornio en 2020 y el primer semestre de 2021 incluyen a Bitso, Clip, Creditas.

La corona de unicornio suele anunciarse con bombos y platillos, sin embargo, Etermax eligió otro camino. “Es espectacular lo que sucedió en la región durante los últimos 18 meses. El nivel de inversión en tecnología dentro de América Latina es algo que venía retrasado y me encanta ver que finalmente los fondos internacionales ponen el ojo en el talento y la oportunidad de la región. Lógicamente eso deriva en el nacimiento de varios ‘unicornios’, que coronan este interés. Los flamantes desarrollos tienen mucho impacto en la prensa y eso estimula a los potenciales emprendedores para ganarse ese título”, señala el CEO de esta empresa.

Pero, al mismo tiempo, resalta que su caso es diferente por varias circunstancias como por ejemplo debido al origen de la empresa, que empezó con un capital sólido. “Tenemos el orgullo de nunca haber recibido capitales de terceros. Esto se conoce como “bootstrapping” y es, justamente, cuando se logra escalar una empresa sin levantar capital. Esta metodología tiene importantes ventajas principalmente ligadas a la libertad a la hora de conducir el negocio, y a la ausencia de una presión por devolver el capital a los inversores. Dicho eso, para ser “unicornio” una empresa tiene que levantar capital con una valuación superior a US$ 1.000 millones y para nosotros, con una solidez financiera de más de una década, no es una etiqueta que hoy nos defina ni que estemos obsesionados por alcanzar”, aclara Cavazzani.

Cuando Cavazzani fundó Etermax el mercado de apps móviles estaba dando sus primeros pasos. Ello les hizo comenzar con un primer proyecto que les permitiera sentar bases sólidas para el futuro de la compañía. Ese desarrollo fue iStockManager, la primera aplicación para comprar y vender acciones con teléfonos móviles. La app fue adquirida por TD Ameritrade, uno de los principales brokers de Estados Unidos, y eso les permitió tener fortaleza financiera para hacer crecer su compañía.

“Con esta solidez y solvencia del negocio, dimos un giro para llegar directo al consumidor, sin intermediarios. Nunca imaginamos incursionar en la industria de videojuegos; no estaba en nuestros planes, pero en 2011 creamos nuestro primer juego: Apalabrados. Este año cumple 10 años y que fue un éxito desde su nacimiento, sobre todo en países de habla hispana, como España, donde logró estar instalado en uno de cada dos smartphones, y sigue liderando los rankings. Dos años más tarde lanzamos Preguntados, que se ha convertido en una de las principales marcas de la compañía y hoy es la franquicia de referencia mundial en trivias”, resume el emprendedor, quien considera que su primer juego marcó un hito al convertirse en una sensación global que conecta a personas de todo el mundo.

En su más de una década de historia esta empresa ya cruzó la frontera argentina y logró ser reconocida en varios países de la región e, incluso, de Europa. Además, han desarrollado nuevos juegos, como Adivinados, Word Show o Topic Twister. “Esto lo conseguimos porque nos animamos a crear nuevos desarrollos y a explorar nuevos caminos, escuchando siempre al usuario y con la flexibilidad suficiente para adaptarnos a la dinámica del mercado”, asegura.

Y aunque evita dar datos financieros sobre su desempeño, desde la compañía aseguran que Etermax ya es rentable. ¿Y cómo es el modelo de negocio? Aunque todos los juegos desarrollados por son de descarga gratuita la rentabilidad proviene de las publicidades que generan ingresos mayormente a través de la venta de publicidad dentro de la aplicación. En la mayoría de los casos, los usuarios están dispuestos a ver anuncios a cambio de acceder a su servicio o contenido sin costo.

En referencia a los proyectos, esta empresa de tecnología ha escalado, recientemente, sobre la forma de monetización y atracción de audiencias en videojuegos para crear nuestra división que llaman Brand Gamification. Esta división ofrece soluciones de marketing y publicidad en el mundo de los videojuegos no dentro, sino también alrededor de la experiencia de usuario y de los espectadores.

“A medida que nos aventuramos en la gamificación detectamos la necesidad de profundizar nuestros desarrollos de advertising technology (adtech), es decir, la tecnología aplicada a la publicidad. ¿Cómo lo hacemos? Combinando nuestro expertise en gaming, inteligencia artificial y el análisis de datos. Apostamos al desarrollo de un equipo inhouse de adtech debido a la necesidad propia y de la industria de estandarizar e integrar tecnologías para eficientizar procesos e igualar las oportunidades para todos los participantes. Lo hacemos reduciendo costos e intermediarios en la cadena productiva de la publicidad en videojuegos. Estimamos que en los próximos meses vamos a poder brindar este servicio a otras compañías que lo requieran”, detalla Cavazzani.

La expansión es otro de los objetivos de Etermax. “Estamos seguros de que América Latina tiene la posibilidad de transformarse, triunfar y ser mejor gracias a la tecnología. Queremos apostar por el desarrollo de la industria tecnológica, comenzando por los países donde estamos instalados”, reconoce su fundador. Actualmente, la compañía tiene presencia en Argentina, Uruguay, México, Brasil y Colombia. Además, quieren profundizar sus desarrollos en Europa con su equipo ubicado en Alemania. “No descartamos seguir expandiéndonos en otros países donde encontremos talentos con las cualidades que nos diferencian. Como compañía, estamos en un pleno proceso de consolidación madurativa”, agrega. 

Cuando llega el momento de reflexionar sobre el camino recorrido el emprendedor argentino destaca la gran cantidad de hitos y cambios tecnológicos que hemos vivido en el mundo en pocos años, como la revolución de la movilidad eléctrica, el boom de las redes sociales, el avance de las criptomonedas, entre otras tendencias.

Y en la industria de videojuegos, -para el emprendedor argentino- todo indica que el blockchain, el metaverso y la omnicanalidad rigen parte del presente y el posible futuro. Sobre el público, por otro lado, Cavazzani asegura que se dejará de pensar en los “gamers” como una audiencia particular o un público monolítico, homogéneo y previsible. “Ya estamos hablando del 70% de la población online, según los últimos reportes. Son personas de todas las edades, géneros, niveles socioeconómicos, estilos de vida e intereses que disfrutan del entretenimiento de los videojuegos”, destaca el CEO de Etermax, quien asegura estar orgulloso de saber que sus juegos perdurarán en el tiempo y son elegidos porque entretienen, fomentan el conocimiento, la concentración y sus fanáticos buscan autosuperarse. “Allí es donde radica nuestro objetivo: aportar un valor a la sociedad y ser eternos, porque el mundo cambia, pero los clásicos quedan”, finaliza.

Etermax en cifras

●   + 800 millones de descargas entre todos los juegos, a nivel mundial.

●   Preguntados:  más de 150 millones de usuarios activos anuales, 600 millones de descargas históricas. Disponible en 180 países y en 34 idiomas.

●   Apalabrados: el primer juego de la empresa, más de 100 millones de descargas históricas, disponible en 18 idiomas.

●   + 500 colaboradores, distribuidos en seis países: Argentina, Alemania, Uruguay, México, Brasil y Colombia. 

●   Los usuarios diarios activos crecieron un 120% en 2020, con un 25% por encima de la previsión original.