Pedir un taxi por aplicativo se ha convertido en una práctica común. No obstante, ser recogido por el SUV eléctrico DS3 Crossback E-Tense sí resulta ser una novedad. Esta experiencia ya la vienen usuarios de Beat en Santiago, después de que la plataforma de transporte de pasajeros lanzara en junio pasado Beat Zero, un servicio de movilidad con vehículos 100% eléctricos y con conductores contratados.

De esta manera, la capital chilena es el tercer mercado en América Latina donde la app consolida su apuesta por la electromovilidad a través de sus servicios Beat Zero y Beat Tesla.

El recorrido hacia la movilidad verde de la app con sede en Grecia comenzó en octubre de 2020 en otra megaciudad, específicamente en Ciudad de México con el lanzamiento del servicio Beat Tesla y la incorporación de una flota de Tesla 3. Posteriormente, en febrero de 2022 Beat adquirió una flota de vehículos eléctricos más asequibles -los E J7 del fabricante chino JAC- bajo el paraguas de Beat Zero.

En Bogotá, por su lado, en mayo último implementó este servicio con el modelo EJS4 -también de JAC- y BYD Yuan 400. En este mercado, según reporta el diario La República, la flota de Beat Zero representa el 15,8% de los vehículos eléctricos que se vendieron en la capital colombiana durante el primer trimestre de 2022 y en total en América Latina, la flota del modelo de electromovilidad de Beat representa el 6% de todos los vehículos eléctricos que se vendieron en la región en 2021.

“Para Beat el presente y futuro de la movilidad solo puede ser sostenible. Por eso hace ya más de año y medio que lanzamos Beat Tesla en México, que tiene la flota privada más grande de Latinoamérica de vehículos Tesla y recientemente Beat Zero, que ya está disponible en Chile, y anteriormente en Colombia y México”, dice Hans Hanckes, VP de Latam de Beat. “Nuestro compromiso para la mejora de la experiencia urbana en las megaciudades modernas, como Santiago, nos llevó a ser los primeros en ofrecer un servicio eléctrico de este tipo en nuestro país. Chile se destaca por su adopción en tecnología y tiene un compromiso para 2050 de ser carbono neutral, pero aún ve la electromovilidad como algo lejano. Por eso decidimos lanzar [también] Beat Zero aquí, para entregarles a las personas la posibilidad de moverse con cero emisiones y cero preocupaciones, junto a tarifas accesibles”.

La propuesta de vehículos eléctricos no solo implica la adquisición de vehículos de este tipo, sino también la implementación de la infraestructura para asegurar el suministro de energía y el buen funcionamiento de estos.

En el caso de Chile, en alianza con la red de infraestructura de carga eléctrica Copec Voltex, se anunció la construcción de la primera infraestructura de carga para más de 100 vehículos eléctricos exclusiva para Beat.

El centro de carga estará ubicado en Mall Plaza Los Dominicos (Zona Oriente de Santiago), y será único en su tipo, ya que contará con tres cargadores dobles de alta potencia con hasta 150 kW en total, que permitirán cargar simultáneamente hasta seis vehículos eléctricos.

“En Chile, con Beat Zero, lograremos reducir más de 2.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a lo que procesan más de 140.000 árboles”, dice Hanckes.

En el mercado mexicano, Beat ya ha obtenido buenos resultados con la electrificación de su flota. Es así que en el primer año de funcionamiento de Beat Tesla logró un ahorro de más de 400.000 kilos de CO2, que es lo que compensarían 75.000 árboles en un año. Además, cada vehículo electrificado ahorra hasta 7.000 litros de gasolina anuales.

¿Cuántos mercados y autos eléctricos se sumarán a esta carrera de Beat? Pues los usuarios tendrán la última palabra. “Los próximos pasos van a depender de la recepción y resultados que vayan arrojando nuestros servicios en estas megaciudades”,dice Hans Hanckes.

Respecto a las tarifas, la compañía busca democratizar el acceso con montos asequibles, que son entre 20% y 30% más económicas que un servicio premium de aplicaciones. En Chile, por ejemplo, la tarifa mínima del servicio es de 2.200 pesos (cerca de US$ 2,5).

“Efectivamente, el modelo tradicional es todavía el servicio más barato. Le sigue Beat Zero y después Beat Tesla. Sin embargo, de todas maneras es un servicio relativamente accesible para el valor que estamos ofreciendo y la experiencia es radicalmente distinta al servicio tradicional”, dice Enrique Mendoza, director general de Beat en México.

Hubs tecnológicos para crecer

En abril último, Beat anunció la apertura de un centro de innovación tecnológica e ingeniería en Ciudad de México desde donde desarrollará proyectos con el objetivo de reducir la fricción en la infraestructura de transporte de las megaciudades de América Latina.

“El rol que tomará el Hub de Ingeniería e Innovación Tecnológica en la región es el de amplificar nuestra fuerte ingeniería y presencia de productos, sin dejar de mantenernos fieles a nuestra estrategia centrada en el usuario. De esta forma, se unirá a los esfuerzos globales para garantizar la confiabilidad y eficiencia de la plataforma, ofreciendo más funcionalidad a los usuarios pasajeros y usuarios conductores, lo que permitirá una implementación más sólida y rápida de nuevas funciones en la app”. explica Hans Hanckes.

Este es el tercer hub de la firma, ya que cuenta con uno en Atenas, donde están los headquarters y otro en Ámsterdam, donde a pesar de tener operaciones, consideran crucial tener uno en Europa.

“Esta es la primera vez que se va a abrir un hub tecnológico en Latinoamérica, que es donde están principalmente nuestras operaciones y también es una gran apuesta de la compañía para también tener talento local para resolver problemas que están viviéndose y desarrollándose en la región”, dice Enrique Mendoza.

Para el ejecutivo de Beat en México, el objetivo de esto es reconocer también que hay talento latinoamericano -que pueden ser desarrolladores, ingenieros y gerentes de producto- que locamente tiene la capacidad de abordar problemas de movilidad. “Qué mejor que hacerlo desde el lugar donde operamos. Un tercer hub que complementa a los dos existentes con un foco muy específico en este nuevo modelo de negocio (electromovilidad)”, dice.