El anuncio lo hizo el vicepresidente de Operaciones de Metro Caracas, Luis Sauce, quien detalló que cada tren tendrá seis vagones y 212 asientos distribuidos transversalmente y a lo largo del mismo, de los cuales 90 serán de uso preferencial para personas con discapacidad, adultos mayores y mujeres embarazadas, así como áreas para sillas de rueda en ambos extremos para facilitar un eventual desalojo.

Los convoyes son de última tecnología. Sauce estima que, en horas pico, entrarán cómodamente 1.448 pasajeros -a razón de seis personas por metro cuadrado- gracias a un mejor aprovechamiento del espacio.

Innovaciones. Habitantes de los Altos Mirandinos disfrutarán de mayor seguridad, pues el interior de los nuevos vehículos tendrán cámaras conectadas con la cabina del operador y el centro de coordinación operacional.

El sistema de aire acondicionado tiene más capacidad de enfriamiento y circulación gracias a la instalación de modernos compresores de distribución longitudinal que, junto con las luces led para iluminar la vía, hará uso eficiente de la energía.

"El tablero de estos equipos será totalmente digital y dispondrá de indicadores que le permitirán al operador detectar fallas tempranas y monitorear el cierre de puertas. En caso de alarma, el monitor de la cabina enfocará automáticamente el lugar del problema", precisó el funcionario.

Adicionalmente, los vagones tendrá pantallas que informarán hora, temperatura, velocidad y tiempo estimado de arribo a la próxima estación.

Plazos. El contrato firmado por el consorcio Odebrecht para la fabricación de los nuevos trenes establece un tiempo de entrega de 18 meses. "Están hechos a la medida de los rieles y listos para su uso. El servicio incluye asesoría técnica posventa para el mantenimiento de los equipos y la posibilidad de solicitar el suministro de repuestos vía web", puntualizó Sauce.