Monterrey. La cementera mexicana Cemex reportó este martes una pérdida neta de US$209 millones en el cuarto trimestre, en medio de una débil demanda en sus principales mercados, pero logró bajar su deuda neta en US$2,905 millones en 2009.

El resultado neto fue menor a la pérdida neta de US$707 millones registrada por Cemex en el periodo de octubre a diciembre de 2008, y quedó por debajo a la pérdida promedio de US$519 millones estimado por analistas en un sondeo previo de Reuters.

Cemex explicó que ajustó sus estados financieros de 2008 y 2009 para reflejar la venta de sus activos australianos, registrando los resultados de dichos activos en el renglón de operaciones discontinuas.

Como resultado, la compañía reportó además una utilidad neta de operaciones continuas de US$265 millones frente a una pérdida neta de US$743 millones en el cuarto trimestre de 2008.

Cemex concretó en octubre la venta de sus operaciones australianas en US$1.700 millones, pero la cementera dijo que reconocería en el cuarto trimestre una pérdida de US$446 millones generada por la diferencia entre el valor en libros de los activos y el precio pactado.

El cargo se sumaría a la debilidad operativa por la caída en la demanda de sus productos en México, Estados Unidos y España, sus principales mercados, donde la recuperación de la economía se muestra lenta.

Su volumen de ventas de cemento en Estados Unidos, su mayor mercado, se desplomó 25%, por el bajo nivel en la construcción y el mal clima.

"Los principales indicadores del sector residencial muestran algunos signos de estabilización, sin embargo, el desempeño del sector industrial y comercial continúa su tendencia a la baja demostrado por la menor actividad durante el transcurso del año", dijo Cemex en un reporte en su página de internet.

En México, su volumen de ventas de cemento cayó 10%, mientras en España bajó 23%.

La cementera dijo que sus ventas cayeron 17% a US$3.444 millones en el trimestre, mientras que sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) descendieron 37% a US$474 millones.

Cemex dijo que su utilidad de operación en el trimestre descendió 72% a US$98 millones y su flujo de efectivo libre fue de US$401 millones, 15% menos que en el mismo periodo de 2008.

La cementera, la tercera mayor del mundo, agregó que su deuda neta bajó a US$15.053 millones al cierre del año pasado, frente a los US$17.958 millones a finales de 2008.

Cemex también detalló que la reforma fiscal aprobada el año pasado le generarán un pago de US$799 millones de dólares, entre 2010 y 2019.

La ley de ingresos de México 2010 obliga a las empresas a pagar impuestos diferidos de los últimos 10 años por concepto de dividendos, pérdidas en subsidiarias y regímenes especiales que antes estaban exentos o que se reducían por efecto de la consolidación de resultados.