El pasado miércoles 7 de enero la Secretaría de Función Pública de México informó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la decisión de anular el fallo que favoreció a los consorcios (empresas de Carlos Hank Rhon y la compañía española FCC Construcción) que licitaban la construcción de la presa El Zapotillo, y realizar un nuevo fallo.

La licitación por un presupuesto de 2 mil 194 millones de pesos, a pesar de los bajos presupuestos entregados por otras firmas, fue con un costo 40% más bajo.

El consorcio formado por Cota, Vise e Infrocsa presentó una propuesta de $1.572 millones de pesos, mientras que ICA solicitó $1.952 millones por realizar el diseño y construcción del embalse.

Conagua citó para este martes a las empresas que participaron en la licitación a un nuevo fallo. Después de la nueva decisión se abrirá un periodo legal para que los interesados que así lo consideren presenten impugnaciones al proceso.

Según lo publicado por El Universal, el proyecto, a realizarse en la zona de los Altos de Jalisco, enfrenta el rechazo de tres comunidades que desaparecerán para que se realice la obra.

Para Marco Von Bortel, la construcción comenzó a pesar de que el municipio de Cañadas de Obregón no aprobó el cambio de uso de suelo. Acto al que definió como “una muestra más de las irregularidades”, y pidió a la Función Pública revisar todo el proceso legal. Además, el caso se presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.