Shanghái, China. Tras casi una década desde que el tequila empezó a venderse en China, y tras recibir la autorización oficial para ello en junio, México acaba de presentar en Shanghái la llegada de sus primeras 70.380 botellas de tequila de 100 por cien agave, su destilado estrella, al gigante asiático.

Desde 2005 las tequileras mexicanas habían introducido en el país el producto de 51% de agave, ya que el de 100 por cien, mucho más puro, no entraba dentro de los niveles chinos de metanol permitidos en bebidas alcohólicas, pues alcanza los 300 miligramos por cada 100 mililitros.

Los nuevos gobiernos en ambos países parece que facilitaron un cambio, ya que el presidente mexicano Enrique Peña Nieto habló de este asunto con su homólogo chino, Xi Jinping, durante su visita a China en abril pasado, y poco después de la visita de Xi a México en junio llegó un visto bueno histórico para las tequileras mexicanas.

Dos semanas después del regreso de Xi, la Comisión Nacional de Salud de China dio el visto bueno a este producto, y la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena dio orden a las aduanas del país para que aceptaran su entrada con efecto inmediato.

El 30 de agosto salió del Estado tequilero de Jalisco el primer contenedor de tequila 100 por cien de agave, con 70.380 botellas de diez marcas diferentes, para su distribución en Shanghái y en el este de China, las primeras de una apertura que se espera que provoque un gran aumento de las exportaciones de esta bebida a China.

"Esperamos un gran 'boom' de las ventas de tequila en este país, obviamente tenemos que darlo a conocer, pero es una bebida que creemos que puede tener una muy buena aceptación en China", declaró Francisco González Díaz, director general de ProMéxico, el organismo de promoción comercial del país norteamericano.

González destacó la importancia simbólica de esta apertura, ya que "siempre decimos que el tequila, el mezcal y la cerveza son nuestros embajadores en el mundo, pero el tequila es por lo que somos más conocidos" y a partir de ahora el consumidor chino podrá conocer lo que es realmente el tequila de la mayor calidad.

"Es un momento extraordinario", que marcará como un "parteaguas" el antes y el después de las exportaciones de tequila al país asiático, que si bien hoy apenas ocupa 1% de las ventas mundiales de tequila mexicano y es su vigésimo mayor importador, podría convertirse muy pronto en uno de los principales, opinó.

De hecho, incluso antes de anunciarse esta vuelta de tuerca para el comercio bilateral, el tequila duplicaba sus cifras de venta de año en año, destacó por su parte Milton Alatorre, representante del Consejo Regulador del Tequila para Asia-Pacífico, con sede permanente en Shanghái desde 2009.

Si en 2011 México vendió 200.000 litros de tequila a China, en 2012 fueron 400.000, y entre enero y agosto de este año van ya 365.000 litros, precisó.

"Hasta ahora había unas 12 ó 14 marcas que vendían a China, algunas incluso habían alterado un poco su producto de 100 por cien para tener menos metanol y poder vender aquí, pero ahora todas las tequileras van a poder", dijo Alatorre", "y hay proyecciones de un gran crecimiento para el sector en los próximos años".

Algunas hablan de que China pase a ser su segundo importador mundial, sólo por detrás de Estados Unidos, y por delante de Rusia y España, en apenas cinco años, aunque González prevé que eso ocurrirá tal vez hacia 2021, mientras para 2018 China podría ser ya su tercer o cuarto importador mundial.

"Que esto ocurra dependerá de la importancia que le dé el gobierno mexicano a su promoción en China, y también del trabajo de las empresas en el país", ahora que las 158 destilerías mexicanas, con más de 1.500 marcas de tequila, pueden actuar en China, recordó Alatorre.

El Consejo, ProMéxico y varias secretarías del Gobierno, como Agricultura y Relaciones Exteriores, tienen ya un plan de promoción de 200 millones de pesos (11,4 millones de euros, US$15,2 millones) para introducir el tequila de 100 por cien de agave a distribuidores y restauradores de las principales ciudades de China.