México DF. El prominente empresario mexicano Moisés Saba Masri murió este domingo, junto a otros miembros de su familia, cuando el helicóptero en el que viajaban se desplomó en Ciudad de México, dijeron autoridades.

En el incidente murieron al menos cinco personas, incluido el piloto, dijo a reporteros Elías Moreno Brizuela, secretario de protección civil de la Ciudad de México, quien confirmó la muerte de Saba Masri.

Saba Masri, un hombre de negocios que tenía intereses en distintos sectores, desde la industria textil hasta los medios de comunicaciones, volaba con sus familiares Alberto y Humberto Saba y Judith Casal, detalló el funcionario.

"Aparentemente fue el mal tiempo. Pegó en una casa una de las hélices del helicóptero y cayó a una barranca", dijo el funcionario, quien señaló que no hubo supervivientes.

El alcalde de la capital, Marcelo Ebrard, acudió hasta el lugar para coordinar las labores de los equipos de rescate y acompañar a familiares de las víctimas.

Las autoridades investigaban las causas de la tragedia que ocurrió en una noche con llovizna y niebla sobre la carretera que conecta la cercana ciudad industrial de Toluca con la capital mexicana.

Carlos Orvañanos, el jefe de la delegación Cuajimalpa -en la que ocurrió el accidente- dijo que el vuelo venía de la central ciudad de Toluca.

De acuerdo con Moreno Brizuela, los Saba volvían de un viaje desde Nueva York y habían abordado el helicóptero privado en el aeropuerto internacional de Toluca para dirigirse a su casa en Ciudad de México.

Moisés Saba fue accionista y presidente de la telefónica celular Unefon, que en el 2007 fue adquirida por la operador celular Iusacell de Ricardo Salinas Pliego, propietario de TV Azteca y su principal socio de negocios.

El año pasado Moisés Saba Masri hizo una oferta junto con Alberto Saba para adquirir la aerolínea Aeroméxico, pero la propuesta fracasó.