México DF. La agencia antimonopolio de México espera que la actividad de fusiones y adquisiciones repunte este año, a medida que la economía se recupera de su peor recesión en más de una década.

La ley de competencia de México exige que las empresas soliciten la aprobación de operaciones que estén avaluadas en más de 1.000 millones de pesos (US$80 millones) o que involucren a empresas con ventas anuales superiores a los 2.750 millones de pesos.

El presidente de la Comisión Federal de Competencia (CFC), Eduardo Pérez Motta, dijo en una entrevista que sería normal esperar una mayor actividad de fusiones.

La CFC revisó y aprobó 18 acuerdos durante los dos primeros meses de 2010, incluida una transacción que implicaría la inversión por parte del gigante de medios de comunicación Grupo Televisa de hasta US$1.440 millones por una participación del 30% en la filial local del operador móvil NII Holdings Inc.

El número de transacciones que la CFC revisó el año pasado disminuyó a 93 con respecto a las 119 de 2008 y las 176 de 2007, de acuerdo con datos de la entidad.

La mayor parte de los economistas estima que el producto interno bruto de México crecerá al menos 4% durante 2010, luego de contraerse 6,5% el año pasado debido a que la recesión en Estados Unidos perjudicó las exportaciones mexicanas.

Pérez Motta señaló que la agencia está poniendo especial atención a la identificación de prácticas de colusión, como la adulteración de ofertas.

La ley de competencia de México permite a la CFC otorgar inmunidad a compañías que entreguen información sobre prácticas irregulares.

De acuerdo con información de la CFC, la entidad recibió cuatro solicitudes de inmunidad el año pasado y sólo una en 2007.