Santiago. Una fuerte advertencia lanzó la gran minería privada de Chile, ante la posibilidad de que el gobierno local impulse un aumento en las regalías vigentes para financiar la reconstrucción del país tras el violento terremoto del pasado 27 de febrero.

El Consejo Minero, que agrupa a las principales mineras del país, recordó en el período 2005-2009 el sector ha aportado al país US$24.817 millones por concepto de impuestos, de los cuales US$3.079 millones corresponden al 5% que las empresas pagan por concepto de royalty.

Uno de los terremotos de mayor intensidad desde que se tiene registro y un posterior tsunami azotaron al país el 27 de febrero, provocando una devastación que se estima en US$30.000 millones.

El gobierno chileno planea financiar la reconstrucción a través de préstamos internacionales, modificaciones al presupuesto fiscal, donaciones del sector privado, posibles reformas tributarias y recurriendo a unos de los fondos soberanos que tiene el país.

Una de las alternativas que ha ido cobrando fuerza en los últimos días para financiar los daños ha sido aumentar el royalty a la minería, según han reconocido autoridades gubernamentales, aunque se han apurado en aclarar que el tema aún está en estudio.

Con el objetivo de dar una señal del esfuerzo fiscal para hacer frente a la catástrofe, el gobierno chileno anunció un ajuste fiscal por US$700 millones  para encarar el programa de reconstrucción del país, pero también reclamó un mayor compromiso del sector privado.

Inversiones en riesgo. Según el gremio, las empresas de la gran minería privada pagan impuestos a una tasa entre 38% y 42% como carga tributaria total, a lo que se suma el 5% de royalty, que puede ser considerado "como una discriminación frente al resto de los sectores”.

Frente a ello, la entidad advirtió que cualquier cambio a las “reglas del juego” vigente podrían perjudicar las inversiones previstas para los próximos cinco años, consideró que a la mayoría se les aseguró que no habría innovación en la materia.

"La mayoría de las empresas de la Gran Minería han suscrito en el año 2005 y 2006, contratos de Inversión Extranjera con el Estado de Chile, en los cuales se les ha asegurado que no se les cambiarán los impuestos vigentes, garantía que se extiende por plazos de 12 y 15 años (2017 y 2019)", dijo la entidad en una declaración pública.

"El estricto cumplimento de los contratos celebrados válidamente con el Estado de Chile es un pilar estratégico de la competitividad, credibilidad y solidez de Chile como país atractivo para invertir, donde existe estabilidad legal y tributaria y se respetan las reglas del juego”, agregó.

El Consejo recordó que, según estimaciones de la estatal Corporación Chilena del Cobre (Cochilco), se prevé que a 2015 que se materialicen proyectos de inversión minera privada por un total de US$ 22.134 millones.

"Cualquier cambio tributario que altere las reglas del juego podría tener impacto en estas inversiones mineras futuras”, advirtió.  

Asimismo, recordó que “desde el primer minuto” han colaborado en forma “preactiva y voluntaria” para enfrenta la catástrofe, "movilizando a su propia gente, equipos, maquinaria y recursos financieros”.

Lea además:

Chile realizará ajuste fiscal por US$700M producto del terremoto